Recordatorio

No somos profesionales, simplemente nos gusta leer y tenemos tiempo libre, así que a veces cometemos errores.

martes, 29 de septiembre de 2015

Lo que el Tiempo se llevó, Ward Moore


Título: Lo que el Tiempo se llevó
Autor: Ward Moore
Sinopsis: Hodge Backmaker es un habitante de la Nueva York del siglo XX: una ciudad de calles de adoquines iluminadas por lámparas de gas, donde los dirigibles sobrevuelan rascacielos que apenas alcanzan diez pisos, los tranvías tirados por caballos compiten con los minimóviles y las bandas de gángsters imponen la ley ante la incapacidad del estado.


En este mundo, la Confederación ganó la Guerra de Secesión americana y consiguió su independencia, dejando unos Estados Unidos residuales que se han hundido en un marasmo de miseria y colonialismo. Mientras que la esclavitud no ha desaparecido en una Confederación que se ha extendido hasta abarcar todo el sur del continente, en la atrasada Unión se fomenta la servidumbre como única forma de escapar de la espantosa pobreza, la lucha política se libra con extrema violencia y Nueva York no es sino una ciudad de provincias donde resuenan rumores de una nueva guerra que puede terminar definitivamente con los Estados Unidos.


Editorial: Alamute
Número de páginas: 214

Este libro cayó durante una feria que se hizo más allá de la mazmorra. Fue la primera vez que salí y eché un vuelo largo en mucho tiempo. Casi me había olvidado de cómo sonaba la gente cuando corre asustada y chilla «¡Un dragón, socorro, un dragón!». Valió tanto la pena como el libro, no voy a mentir. Luego Rika me regañó, pero no le di importancia e hice que me limara las garras de las patas traseras. Sé que de esa forma calma su frustración ~ [R: ¡Oh, sí, es mi pasatiempo favorito!]

No he querido poner el diseño de posrtada de Alamute por la sencilla razón de que han plagiado el diseño de logotipo de El Ministerio del Tiempo, además de que el título hace referencia a otra obra (Lo que el viento se llevó) y no me gusta nada. Vale que tiene que ver y podría ser gracioso como referencia, pero cuando hacen esas cosas está muy feo.

Lo que el Tiempo se llevó es una ucronía. Voy a explicar qué es por si acaso alguien no lo sabe —No soy una fanática babosa, lo juro. Soy un dragón respetable [R: ¡mentira! ¡Acabé cubierta de babas por su culpa, no la creáis!]—:

Una ucronía es un género literario entroncado en la Ciencia Ficción y constituye una rama entera de esta. Se caracterizan por tramas que transcurren en mundos desarrollados a partir de un acontecimiento históricamente significativo y/o relevante pasado sucedido de forma diferente al de nuestra realidad. En el caso de este libro, se trataría del desenlace de la batalla de Gettysburg durante la Guerra de Secesión Estadounidense. En lugar de ganar la Unión, son los confederados los que ganan dicha batalla. Este hecho determina el curso de la guerra y la posterior victoria de la Confederación, que termina independizándose de los estados del norte, tal y como querían. A partir de entonces, el curso de la Historia cambia de forma considerable.

Ellos lo avisaron

En resumen, un hecho histórico relevante pasa de forma diferente a cómo conocemos y eso altera la posterior realidad. Guay, ¿eh? Me tiemblan las alas sólo de leer algo así [R: quizás pueda recoger alguna escama caída si sigue así…].

Y ahora al lío.

martes, 22 de septiembre de 2015

Regimiento monstruoso, Terry Pratchett

Título: Regimiento Monstruoso.
Autor: (Sir) Terry Pratchett.
Sinopsis: Regido por una duquesa a quien nadie ha visto en décadas y por los rígidos preceptos del dios Nuggan, para quien todo es una Abominación (los estados vecinos son una Abominación, que las mujeres sepan escribir es una Abominación, como también lo son el ajo, los pelirrojos o el color azul celeste), Borogravia está en guerra desde tiempos inmemoriales. Aprovechando que apenas quedan jóvenes que reclutar Polly decide alistarse para buscar a su hermano Paul, desaparecido en combate. Para ello cometerá una Abominación blasfema: disfrazarse de hombre.



Cortarse el pelo y llevar pantalones será fácil. Dominar el arte de escupir, eructar, soltar tacos y andar con cierta chulería requerirá algo más de tiempo y un par de… calcetines.

Pronto, Polly y los otros reclutas se verán, sin apenas entrenamiento, en territorio enemigo. Suerte que cuentan con el sargento más artero de todo el ejército, un vampiro adicto a la cafeína y todas las artimañas del Regimiento Monstruoso…


Editorial: Debolsillo.
Número de páginas: 401

Esta ha sido mi primera vez con Terry Pratchett. Me habían recomendado en numerosas ocasiones la saga de Mundodisco y aunque me dieron opiniones encontradas sobre empezar desde el principio o elegir un libro independiente, me decanté por la segunda opción. Y ahora mismo no me arrepiento, pero eso podría cambiar si continúo con más cosas de Mundodisco. No lo sé.

Quería dejar esto claro clarinete por si alguien se encontrara en la misma situación y para señalar que la siguiente reseña está hecha desde esa perspectiva. Hasta ahora, de Mundodisco sabía poco más que la razón del nombre y algo sobre unos elefantes. Tras Regimiento Monstruoso, no he ampliado demasiado mis conocimientos, pero eso no me ha supuesto ningún inconveniente para disfrutarlo.

Y como creo que ya me estoy adelantando, dentro música:

martes, 15 de septiembre de 2015

La puerta de Ptolomeo, Jonathan Stroud

Título: La puerta de Ptolomeo
Autor: Jonathan Stroud
Sinopsis: ¡Pobres magos! ¡Qué penita dan! Ya nadie los respeta ni cree en ellos. Pero se lo tienen bien merecido. Siempre tan creídos, siempre tan arrogantes, siempre pidiendo más y más… Mirad si no lo que han hecho conmigo: hace doscientos años era un demonio todopoderoso; pero desde que conocí a Nathaniel todo me ha ido de mal en peor: primero me hizo robar el Amuleto de Samarkanda, después me las vi con un temible Golem y ahora me pide que descubra dónde se esconde un mago de tres al cuarto… Por Satanás, ¡qué bajo he caído! Lo único que me consuela es que me ha jurado que, después de este trabajillo, me dejará descansar… 

Lo que nadie sabe, ni siquiera Bartimeo, es que una conspiración, la más grande jamás pensada, se está tramando hace años y que el último acto está a punto de empezar…
Editorial: Montena
Número de Páginas: 503.

¡Bienvenidos! Ya que fui yo la que insistió en que mis compañeras leyeran esta trilogía para que hicieran algo con su tiempo aparte de divagar mirando las musarañas [L: Es muy divertido cuando les pones nombre], qué más que ocuparme de cerrar esta serie de reseñas con las que nos iniciamos en los vastos caminos de la literatura. ¡La aprendiza de bruja, Frederika, queda a vuestro servicio, estimados lectores!

La verdad es que no tengo mucho que decir para presentar este libro, porque asumo que todos sabéis de qué va o no estaríais aquí. El final de la trilogía de Bartimeo es imprescindible si has seguido la saga, por supuesto. Cierra muchos misterios que se abrieron en la segunda entrega —no tantos de la primera— y crea un buen final. Tiene un desarrollo interesante, entretenido, Bartimeo sigue siendo un lenguaraz encantador al que Nathaniel no sabe controlar y por fin se nos muestra su pasado con Ptolomeo, el adorable hechicero cuyo aspecto toma prestado una y otra vez. 

martes, 8 de septiembre de 2015

El ojo del Golem, Jonathan Stroud

Título: El ojo del Golem
Autor: Jonathan Stroud
Sinopsis: En cuanto vi que Nathaniel volvía a invocarme, supe que algo no iba bien. La primera vez que osó molestarme tuve que ayudarle a robar el amuleto de Samarkanda. ¿Qué querrá esta vez? Parece ser que el niño tiene algún que otro problema: en Londres medio barrio de Picadilly ha sido destruido y le han dado seis semanas para descubrir al culpable. ¡Qué pereza! Con lo bien que estaba yo tomando el sol. ¿Por qué me hará trabajar? ¿Por qué no invocará a un espíritu inferior? En fin, no puedo negarme, pero eso sí, hemos llegado a un pacto: seis semanas, solo estaré seis semanas a su servicio, yo después me piro...
Editorial: Montena
Número de páginas: 560


Bienvenidos otra vez a la mazmorra. Soy Green Lindragon y os traigo la segunda reseña del blog y la saga Bartimeo. Como todavía no me han limado las garras ni lustrado las escamas intentaré ser breve y concisa, así que al lío.

Recordemos que las reseñas expresan opiniones de forma más subjetiva que objetiva y que no se centran en analizar de forma profunda los aspectos de un libro. Rogamos te abstengas de lanzarnos piedras si no estás de acuerdo con las opiniones expresadas aquí. También aviso de que pueden darse casos de SPOILERS, así que todos aquellos que no hayan leído los libros se arriesgan a comerse alguno.


Descubrí la saga de Bartimeo por una revista olvidada en la mazmorra que reseñaba El amuleto de Samarkanda. Me llamó la suficiente atención como para pedirle a Rika que lo encargara [R: aquí me tratan como la chacha y merezco más respeto] [L: Silencio, humana] y pocos días después lo encontré bajo el arco de piedra de la entrada. El libro no me duró ni tres días y me lo releí en el transcurso de los siguientes meses porque, bueno, suelen tardar en mandar más libros y tenemos que apañarnos de alguna manera.

Luego Rika trajo El ojo del Golem por mi cumpleaños —Bendito año del dragón chino— y lo devoré de la misma forma. Sé que de haber sido más joven y enérgica, de haber tenido un par de siglos menos, no habría sido lo mismo [R: eso es lo que dices tú]. Cuando eres un dragón viejo te gusta leer más, sea lo que sea, que el perseguir a los pequeños humanos que se pierden en la mazmorra. Se podría decir que leí esos libros en el momento adecuado, con la edad adecuada y probablemente me influye mucho la nostalgia al hablar del libro, pero intentaré ser lo más neutral posible.

martes, 1 de septiembre de 2015

El amuleto de Samarkanda, Jonathan Stroud

Título: El amuleto de Samarkanda.
Autor: Jonathan Stroud.
Sinopsis: Todo empezó aquel fatídico día en que un niñato escuálido y tembloroso se atrevió a invocarme a mí, ¡yo, el mismísimo Bartimeo, espíritu privilegiado donde los haya, genio para muchos, diablo para unos pocos! A pesar del tartamudeo de su voz y del sudor que le empapaba, su orden no pudo ser más clara: tenía que robar el amuleto de Samarcanda a Simon Lovelace, uno de los hechiceros más poderosos y temidos de Londres... ¿Quién era ese mocoso mequetrefe que se atrevía a darme semejante orden? Y ¿por qué querría el Amuleto?
Editorial: Montena.
Número de páginas: 448




Estaba yo tan ricamente limpiando mis alitas cuando vinieron esas dos esbirros [R: ¿cómo que esbirro?] (¿qué problema tiene la RAE con la palabra «esbirra»?) del Mal a fangirlear sobre la Trilogía de Bartimeo. Que vaya nombrecito, no podía ser algo más preciso. El caso es que iban a hacer reseñas de la segunda y tercera parte, y claro, necesitaban una de la primera.

He de confesar que leí los libros hace años, cuando no era más grande que una avispa [R: tampoco has cambiado mucho desde entonces], y no volví a tocarlos porque el final de la trilogía me dejó profundamente trastocada. Al menos me enseñó la valiosa lección de no mirar la última página por curiosidad (manía que a todos nos ha dado alguna vez). El primer libro es completamente inofensivo, así que acepté. De hecho, me he encontrado disfrutándolo de nuevo e incluso he sentido la tentación de continuar con las siguientes partes. Luego he recordado el trauma y se me ha pasado.

Tomad reseña