Recordatorio

No somos profesionales, simplemente nos gusta leer y tenemos tiempo libre, así que a veces cometemos errores.

martes, 27 de octubre de 2015

Príncipe del Mal, Mark Lawrence

Título: Príncipe del mal
Autor: Mark Lawrence.
Sinopsis: Guardaos del Príncipe del Mal... A los nueve años vio cómo mataban a su madre y a su hermano. A los trece ya era el líder de una banda de sanguinarios maleantes. A los quince será rey... Ha llegado el momento de que el príncipe Honorio Jorg Ancrath regrese al castillo que abandonó para reclamar lo que por derecho le pertenece. Desde el día en que quedó atrapado en un zarzal y vio cómo los hombres del conde Renar asesinaban a su madre y a su hermano pequeño, Jorg sólo ha vivido para dar rienda suelta a su rabia. La vida y la muerte no son más que un juego para él... y ya no le queda nada que perder.

Editorial: Minotauro
Número de Páginas: 304.




¡Bienvenidos una semana más! ¿Os va bien, queridos lectores? ¿Disfrutando de agradables historias, profundas, complejas y que os dejan un buen sabor de boca? ¡En ese caso, podéis iros a freír ancas de rana, porque ya me gustaría a mí estar en vuestro lugar!

Como podéis imaginar por el abrupto comienzo, mi opinión sobre este libro no es precisamente favorable. Me he preparado un té con las viejas recetas de mi abuela para calmarme, pero no prometo nada. En fin, vayamos allá con la opinión general y libre de spoilers.

Los autores, en general, no suelen querer niños como protagonistas porque limitan en gran medida la libertad acción y, también, porque se considera que infantiliza la narración. En nuestro caso, don Mark Lawrence decide darle la vuelta al caldero y jugar con un protagonista extremadamente joven que… pretende que se comporte como un adulto. Un momento, un momento, calma. Sí, es evidente que los niños pueden madurar en circunstancias extremas, como es el caso de Jorg pero… Pero siguen siendo niños.

Para aquellos que alguna vez hayan escuchado hablar de este libro —o que hayan leído otras reseñas— sin duda habrán escuchado que es una historia «dura», «cruel» y muy en el estilo de Joe Abercrombie. Bien, es cierto. Es una historia cruel. ¿Cómo no va a serlo? Trata de un príncipe que ve cómo asesinan a sus seres queridos y, poco después, se da a la fuga con una banda de criminales en busca de venganza. Este es el argumento básico de las primeras treinta páginas.

Sin entrar en spoilers os diré, queridos lectores, que el libro os llevará por una Europa post-apocalíptica —en serio, no son spoilers: mirad el mapa— que se ha retrotraído a la cultura material y social de la Edad Media. Se han rediseñado las fronteras y se desarrolla una violenta lucha por reunificar un viejo imperio. Irónicamente, este parecer ser el objetivo final que guía a Jorg, bastante más que obtener su venganza: hacerse con el poder absoluto. Si os parece que se puede lograr con una banda de mercenarios, pues imagino que este es vuestro libro: Jorg se encontrará con zombies, mutantes y diversos hechiceros que se interponen en su camino hacia el poder y tiene que sortearlos o, más en su estilo, aplastarlos. No es de esos que hacen amigos. [L: Oh =(]

jueves, 22 de octubre de 2015

De feminismo y personajes femeninos (I): en la fantasía medieval

¡Bienvenidos! Frederika a vuestro servicio.

¡Vamos a hablar de feminismo en la literatura!



Desde hace años, los medios luchan por dar a la mujer un papel más «decente» en las historias, una tarea que ha resultado ser más compleja de lo que parece… aunque no debería serlo. Bien sea por la «mirada masculina», porque vivimos en una sociedad machista o porque vende más describir las tetas de una mujer que el culo de un hombre [R: algo que no entiendo. Los culos de los tíos son preciosos. Deberían vender por igual] [G: Los culos humanos son tan jugosos… ], parece que algo tan sencillo como plasmar a un personaje como un ser humano y no un pedazo de carne se está haciendo dolorosamente cuesta arriba tanto para hombres como mujeres.

¿Ejemplos? Por ir a lo mainstream, pensemos en las abundantes preguntas a George R.R. Martin sobre por qué describe tantas violaciones en sus historias, ya que no hace falta ser descriptivo para entrar en la categoría de «realista». Por otra parte, no es raro encontrar alabanzas a autores capaces de representar a la mujer «libre e independiente» como forma de atraer lectores, prometiéndoles algo «diferente». ¿Me seguís? Bien. Los enfrentamientos entre las mujeres a las que despectivamente se llama «feminazis» —por ser muy radicales en sus exigencias, rayando el hembrismo— y los lectores/espectadores que se conforman con menos también están a la orden del día.

Me extrañaría que tú, apreciado lector, no hubieras discutido al menos una vez en tu vida sobre si X personaje femenino está bien o mal representado.

Por eso me gustaría tratar el tema del feminismo en las novelas. Da para artículos largos e interminables, así que he decidido partirlos en secciones y hablar de lo que más me apetezca según el momento. En esta ocasión, por ejemplo, me voy a centrar en las protagonistas o los personajes femeninos de fantasía medieval.

Agarraos a la silla y frotaos las manos, queridos, porque es un tema muy polémico y dudo que mi opinión sea la más popular.

martes, 20 de octubre de 2015

Revival, Stephen King

Título: Revival
Autor: Stephen King
Sinopsis: En una pequeña ciudad de Nueva Inglaterra, hace medio siglo, una sombra se cierne sobre un niño pequeño que juega con sus soldados de juguete. Jamie Morton levanta la vista para ver a un hombre que llama la atención, el nuevo pastor. Charles Jacobs, con su bella esposa, transformará la iglesia local. Los hombres y niños están un poco enamorados de la Sra. Jacobs; las mujeres y niñas sienten lo mismo por el Reverendo Jacobs – incluyendo a la madre de Jamie y a su querida hermana, Claire. Con Jamie, el Reverendo comparte un vínculo más profundo basado en una obsesión secreta. Cuando la tragedia golpea a la familia Jacobs, el carismático predicador maldice a Dios, se burla de todas las creencias religiosas, y desaparece de la asombrada ciudad.

Jamie tiene sus propios demonios. Casado con su guitarra desde los 13, toca en grupos de todo el país, viviendo el estilo de vida nómada de la banda de rock and roll que toca en bares, mientras huye de la horrible pérdida de su familia. Cuando llega a la mitad de la treintena –adicto a la heroína, tirado, desesperado– Jamie se encuentra otra vez con Jacobs, con consecuencias importantes para ambos. Su vínculo se convierte en un pacto peor incluso que el que se podría forjar con el Diablo, y Jamie descubre que el regreso tiene muchos significados.

Editorial: Plaza & Janes Editores
Número de páginas: 416

Soy una gran fan de Stephen King, no puedo evitar admirar a este escritor tan prolífico. Muchos de sus libros me han encandilado a niveles extremos, muchos de sus personajes me han enternecido, hecho feliz y hecho llorar tanto de miedo como de tristeza. Este libro no ha sido una excepción. Revival es una historia simple, con conceptos simples y cotidianos muy sobados y trillados, pero que en manos de King no resultan ser así en lo absoluto. Los temas del libro no son nuevos y él mismo los ha utilizado en historias anteriores, sin embargo me sentí como si fuera la primera vez. 

Para quién considere a SK como un mero escritor comercial a la baja altura de escritores de peor calado, calaña y bagaje, les diré que están equivocados. Si un autor como los es King consigue contar una historia totalmente diferente a partir de elementos tan requeteusados como lo es la vida y la muerte y no hacer lo que haría cualquiera, es que no es tan del montón ni tan comercial.

Recordemos que las reseñas expresan opiniones de forma más subjetiva que objetiva y que no se centran en analizar de forma profunda los aspectos de un libro. Rogamos te abstengas de lanzarnos piedras si no estás de acuerdo con las opiniones expresadas aquí. Aviso también de que voy a hablar del libro en general, aunque no de detalles hasta el cartel de spoiler. Lo digo por si alguien no quiere siquiera saber más allá de la sinopsis, está a tiempo de dejar la reseña.

Como dice la sinopsis, la historia tiene por protagonista a Jamie, un niño que por azar o destino conoce y se hace amigo (todo lo amigo que puede ser un niño de un adulto) del joven reverendo, Charles Jacobs (aunque tampoco es que compartan ninguna obsesión secreta, la obsesión es de Jacobs, pero el niño no la comparte). A través de los ojos de Jamie y su voz se nos narra la vida cotidiana y a veces no tan cotidiana del protagonista, su familia y las lecciones religiosas, bastante modernas y electrificantes, del reverendo Jacobs hasta que la tragedia sacude a este último y decide abandonar el pueblo. Eso vendría ser como un tercio del libro, cuya narrativa (siempre en primera persona) está salpicada de anécdotas infantiles, impresiones, comparativas, escenas familiares y datos escondidos que luego se revelarán como trascendentes.

martes, 13 de octubre de 2015

Khïmera, César Pérez Gellida

Título: Khïmera.
Autor: César Pérez Gellida.
Sinopsis: 2054. Tras la Guerra de Devastación Global, la realidad social y geopolítica ha cambiado rotundamente. Los viejos conceptos de la democracia y el capitalismo han sido enterrados por las corrientes transhumanistas y la tecnofagia. El poder se concentra en manos de las grandes corporaciones, sin embargo [coma] todavía queda un cabo suelto, un molesto inconveniente que se escapa de las afiladas uñas de la Asamblea: Khïmera.

En la arriesgada búsqueda de un enigmático personaje conocido como el bogatyr ―héroe para algunos y villano para otros―, están puestas las últimas esperanzas de aquellos que luchan para lograr que el mundo cambie para siempre.

Editorial: Suma de letras.
Número de páginas: 536

Últimamente salto de género en género literario, cual polilla desmenuzando un poquito de cada sábana, por la curiosidad de probar cosas nuevas a las que no había dado antes una oportunidad. Así tuve una época de documentarme sobre novelas de espías que ha desembocado en la ciencia ficción (sí, sí, ya sé lo que estáis pensando, que qué tendrá que ver hados con hadas). Descubrí Khïmera en un concurso de un blog, en el que por cierto no participé; y días después lo vi en mi librer… ejem, estaba en el catálogo de libros del cartero. Me hice con él y me retiré a mi jaula de pájaros.

No os voy a mentir: la primera vez que leí la sinopsis, no entendí un carajo de lo que me estaban contando [G: La verdad es que yo tampoco]. Mundo futurista, bien (plus por no necesitar del espacio exterior para desarrollar ciencia ficción); nueva situación política internacional, bien; y una especie de protagonista, un tal bogatyr… supongo. Esas fueron mis primeras impresiones y con ellas decidí lanzarme a la boca de la dragona. Y si habéis imaginando eso literalmente, habréis captado a la perfección por dónde irán los tiros en esta reseña.

Recordemos que las reseñas expresan opiniones de forma más subjetiva que objetiva y que no se centran en analizar de forma profunda los aspectos de un libro. Rogamos te abstengas de lanzarnos piedras si no estás de acuerdo con las opiniones expresadas aquí. 

La verdad es que la sinopsis resume muy bien el libro: la construcción del universo y el lore son excelentes, mis felicitaciones al mortal; el problema empieza cuando, en ese trasfondo y contexto, no tienes nada que contar. Es una pena porque se nota el enorme trabajo que hay detrás para cimentar las bases que sostienen el resto de la historia, pero te das cuenta de que esas bases se pasan de lo absurdo cuando ocupa más la información que aporta el narrador que el desarrollo de los acontecimientos que la hacen avanzar. A este tipo de cosas no se le puede llamar literatura: es un ensayo camuflado.

Claro que hay una historia y que suceden… cosas, pero creedme, de las quinientas páginas que tiene Khïmera, ni la mitad desarrollan nada. La mayor parte de los sucesos son tan oportunos e insignificantes en la globalidad del argumento que no encuentras motivos para aplicar esa cosa llamada suspensión de la realidad (creo que Green quería hablar de esto en algún momento) [G: Sigo queriendo, sí :D], por mucho que lo intentes. Tarea imposible, en serio.

sábado, 10 de octubre de 2015

Mi corazón es sólo para Harry o cómo hacer reír a un dragón en una librería

Esto no es una reseña. 

No es una reseña porque me he negado en rotundo a leer la obra, si es que le puedo llamar así, de la que voy a quejarme. Ni yo, que tengo la paciencia de una santa dragona, ni Rika ni Lyra queremos leerlo. Esta entrada es un simple desahogo porque el tamaño de mi indignación es mayor que mi propio cuerpo, y vaya que si soy grande.

Voy a dejar esto aquí para empezar y procuraré decir una cantidad aceptable de groserías porque tampoco quiero ser excesivamente venenosa [R: no hace falta que mientas, querida. A veces hay que ser venenosa en esta vida].


La sinopsis:

El día del concierto de su boys band preferida, Lucía R, una directioner que escribe fanfictions y tiene su propio canal de Youtube, se desespera: ha perdido su entrada. [L: ¡Es el fin del mundo!]

Junto a Álex, un cantante sevillano hipster que viene al casting de un musical televisivo, Lucía se mete en toda clase de líos para recuperarla. Por si fuera poco, Álex está deprimido porque su novia y pareja artística, la fascinante Melanie Maravilla, ha desaparecido. Y Lucía no sabe cómo animarlo para que esté listo para cantar cuando ella aparezca.

Sorprendentes encontronazos con los mejores cantantes españoles hacen que los dos amigos se sientan protagonistas de la comedia musical fandom del año. Pero la hora del concierto se acerca y la entrada no acaba de volver a manos de Lucía.

Menos mal que su corazón es solo para Harry, porque Álex le parece tan especial que ya no tiene ganas de que aparezca su novia [L: Qué cruel, la chica está perdida y la protagonista desea que no regrese para acaparar al chico]. La línea que separa la realidad de los sueños y la felicidad del desastre es tan fina que a veces ni se ve. [L: ¿Estás segura de que entiendes lo que acabas de decir?]

Esto es un despropósito. Es un despropósito que existe y que cuesta dinero, 16€ en físico y 8€ en formato electrónico según la propia página de la editorial, y no lo comprendo. Que los editores pierdan el tiempo en fanfics adolescentes dice mucho de la literatura de hoy en día. Mi corazón es sólo para Harry es un fanfic y tienen la vergüenza de anunciarlo en la portada. No digo que un fanfic no se pueda publicar porque tenemos ejemplos bastante famosos en las estanterías [R: desgraciadamente, porque ni siquiera son fanfics buenos], pero al menos los autores tenían el buen juicio de enmascarar que era una historia hecha por un fan para fans.

martes, 6 de octubre de 2015

Angelology. El libro de las generaciones, Danielle Trussoni

Título: Angelology. El libro de las generaciones
Autor: Danielle Trussoni
Sinopsis: Evangeline ha crecido entre los muros de un convento al norte de Nueva York. Llena de vida y optimismo, utiliza toda la energía de sus veintitrés años para ser una buena monja. Pero el descubrimiento casual de una carta de 1943 alterará la placidez de su vida y la certeza de su futuro. Además, la llevará a descubrir verdades impensables acerca de su propia famillia y la colocará en el centro de una historia secreta que se remonta miles de años atrás.


Los nefilim, descendientes de la unión entre ángeles y humanos, son criaturas de una belleza y una crueldad inimaginables. Los angelólogos han tratado de combatirlos desde tiempo inmemorial. Una batalla decisiva de esta lucha atávica se libra hoy en el corazón de Manhattan. Y Evangeline está en el centro de la misma.


Editorial: Planeta.
Número de Páginas: 590.

¡Bienvenido todo el mundo a mi sección! Frederika a vuestro servicio.

Hoy os presentaré la reseña sobre un libro que compré durante la fiebre de los vampiros —es increíble que se haya agotado. Parecía tan eterna—. Fue como una revelación divina. Andaba yo por una de esas librerías de última moda, diciéndome «cuánto negro y cuánto rojo» porque, de pronto, toda la literatura juvenil-romántica tenía las mismas portadas cuando vi una de negro… y blanco. Me acerqué y encontré a un señor rubito desnudo —una mejora ostensible frente a carnosos labios femeninos con pintalabios rojo chillón. Qué lástima dan las mujeres muggles a veces— con nada más y nada menos que ¡alas! ¡Preciosas y maravillosas alas blancas grandes [L: las mías son mejores] [G: De eso nada], de esas que te crees que de verdad podrían levantar un cuerpo humano que carece de todo diseño aerodinámico! Unas alas con volumen, que parecían suaves y pesadas, preparadas para ser acariciadas y…

Sí, de acuerdo, me encantan los ángeles, pero no hemos venido a hablar de mis refinados gustos sino de este libro, cuya segunda parte anda revoloteando por ahí y que todavía no he leído. Ni siquiera estoy segura de que la hayan traducido al español.

En cualquier caso, lo he desenterrado de entre los libros que Green guarda —y estaba cubierto de polvo de hada de Lyra. ¿Cómo puede ser tan despistada? En fin, espero que lo vendan bien, ya que estamos— y decidí releerlo. En su momento era una dulce y pequeña brujita devoralibros ansiosa por ver algo más que seductores vampiros y fui y me encontré con seductores ángeles… ¡No, esperad, aguardad un momento! ¡No es lo que parece, dejadme terminar!

domingo, 4 de octubre de 2015

Villano VS Antagonista (plus anti-héroe)


Hace tiempo Rika propuso que, aparte de las reseñas, escribiéramos de vez en cuando alguna otra cosa. Tanto Lyra como yo estuvimos de acuerdo, así que aquí estoy, esforzándome por hilar más de dos palabras con sentido (es difícil cuando tus zarpas son más grandes que el ordenador).

El tema es sencillo: ¿Son Villano y Antagonista el mismo tipo de personaje?

Muchos pensareis que sí y habréis calificado a tal o cual personaje de villano porque era el antagonista de la historia, pero lo cierto es que no todos los antagonistas son villanos y no todos los villanos son antagonistas. Quería escribir sobre este tema porque últimamente se ha popularizado denominar villano a todos los antagonistas. Así que mi idea era esclarecer un poco por qué son dos cosas diferentes, por qué no se puede calificar de villanos a todos los antagonistas (y viceversa) y por qué usar villano como sinónimo de antagonista (o héroe como sinónimo de protagonista) está mal.