Recordatorio

No somos profesionales, simplemente nos gusta leer y tenemos tiempo libre, así que a veces cometemos errores.

martes, 19 de abril de 2016

El Último Deseo, Andrzej Sapkowski

Título: El Último Deseo
Autor: Andrzej Sapkowski
Sinopsis: Geralt de Rivia, brujo y mutante sobrehumano, se gana la vida como cazador de monstruos en una tierra de magia y maravilla: con sus dos espadas al hombro -la de acero para hombres, y la de plata para bestias- da cuenta de estriges, manticoras, grifos, vampiros, quimeras y lobisomes, pero sólo cuando amenazan la paz. Irónico, cínico, descreído y siempre errante, sus pasos lo llevan de pueblo en pueblo ofreciendo sus servicios, hallando las más de las veces que los auténticos monstruos se esconden bajo rostros humanos. En su camino sorteará intrigas, elegirá el mal menor, debatirá cuestiones de precio, hollará el confín del mundo y realizará su último deseo: así comienzan las aventuras del brujo Geralt de Rivia.

Editorial: Alamut Ediciones
Número de Páginas: 254


Hoy os traigo la reseña de una de las sagas de fantasía medieval que más bombo tiene últimamente. Digo bombo en lugar de ser actual porque las primeras ediciones no tienen nada de actual. Este libro, por ejemplo, es más viejo que el primero de Canción de Fuego y Hielo, aunque no llegó a nuestra bien amada mazmorra hasta pasado el nuevo siglo. Que hicieran unos cuantos videojuegos basados o complementarios a la saga de libros tuvo algo que ver [L: ASDF], pero en cierta manera está bien, porque el que se descubran historias ligeramente diferentes dentro de la actual fantasía medieval, que pasaron sin pena ni gloria entonces, es algo bueno.

Es algo bueno porque al menos no es una mierda supina.

El Último Deseo es una antología de cuentos, o de relatos si os da alergia la etiqueta de “cuento”, escrita por el señor Andrzej Sapkowski [G: Es muy divertido ver a Rika intentar pronunciarlo XD R: «el señor ese del brujo» es más fácil], que narra algunas aventuras del, ahora famoso, brujo Geralt de Rivia. Cada relato tiene su propia presentación, nudo y desenlace y presenta un hilo ligeramente conductor entre ellos. Según la wikia es una técnica que se llama Narración Enmarcada, en la cual los seis cuentos están unidos por una séptima narración intercalada entre estos. Como soy una dragona que lee muchas cosas iguales, diré que creo que es la primera vez que me encuentro una sucesión de relatos intercalados así y no de forma lineal o totalmente independientes. Si he leído algo más que usaba esa técnica no me acuerdo, tengo mala memoria [R: ay qué mala es la edad].

Pero vamos al lío.

Como dice la sinopsis, lo que cuentan esta serie de relatos, son las aventuras y desventuras (como introducción a la saga) de Geralt, nuestro protagonista, que se dedica a cazar monstruos para ganarse la vida. Como resumen muy pormenorizado no indica nada original, y realmente no lo es porque no es como si nunca se hubiera escrito sobre agrupaciones de cazadores, en este caso brujos, que cazan para ganar una perras. Lo interesante, lo diferente si queremos decirlo así, radica en el tipo de monstruos y en el tipo de cazador. Aquí no te vas a encontrar un gremio de caza-bichos querido, admirado y respetado, o bichos clásicos como dragones [G: Menos mal] [R: debe ser feo leer sobre el genocidio de tu especie una y otra vez] [L: A las hadas eso no nos ocurre 8D], unicornios o duendes de sombrero picudo. No. Aquí te echan un rico potaje de mitología eslava —a la que estamos poco acostumbrados porque a todo el mundo se le olvida que existe Polonia , los Balcanes o Rusia más allá de su participación en la Segunda Guerra Mundial humana— y nos encontramos con bestias llamadas estriges, kikimoras, muras, alpas, lobisomes [G: Sí, hombres-lobo de los de antes, de los silvestres] y lamias.



Esto es algo recurrente en la saga y, por supuesto, en los videojuegos, porque la historia de Geralt se apoya en un mundo con un sabor diferente a los sempiternos ambientes la Edad Media inglesa. Se le nota incluso si en los relatos no hay ningún historia épica a la que aferrarse con uñas y dientes. Sapkowski sabe de lo que habla, sabe de los cuentos oscuros, de las criaturas de su folclore natal, y lo plasma de forma cruda y real, haciendo que las pequeñas historias del brujo sean de verdad y no algo superficial que a alguien se le ocurrió escribir porque se aburría. El Último Deseo te introduce en el mundo, te ENSEÑA cómo funciona, qué tipo de monstruos alberga y cómo son sus personas, su religión, su política. Es cierto que en muchos de esos aspectos no cuenta nada nuevo, pero aún así... Aún así cada uno de los cuentos resultaron ser mucho más interesantes, tanto de forma individual como en conjunto, que toda la saga de Eragon, Seraphina, el Imperio del Fuego y todas las historias de dragones que podrían haberme enamorado y no lo hicieron porque estoy un poco cansada de la grandilocuencia con la que escriben muchas personas hoy en día, como si fuera nuevo lo que cuentan.

Esta antología de relatos no pretende ser épica, ni grandilocuente, ni chillarte en la cara lo guay, lo genial e innovadora que es. Simplemente te cuenta unos cuantos cuentos (valga la redundancia) para que te entretengas y recuerdes que Polonia existe, que está ahí y que hace veinte años se escribieron unos libros bastante majos y que vale más la pena leer que otros muchos que andan circulando por ahí y que son refrito de otros que se pusieron de moda.

Así que sí, lo recomiendo y mucho.




No voy a destripar demasiado los relatos, la verdad, y no porque no me apetezca, es que... me gustaría que, quien esté interesado en empezar la saga de Geralt, se los lea sin saber mucho de ellos. Aún así hablaré un poco por encima, sin entrar en detalles. He puesto el cartelito de arriba por si acaso se me escapa algo y alguien no quiere tragarse absolutamente ninguna tripa.

El primer relato empieza presentándote a Geralt como alguien que da miedo, que no es de fiar, y que no es bienvenido porque es un brujo caza-monstruos. No es asombroso la forma en que el autor lo presenta, pero lo muestra por completo sin tener que echar mano del resumen explicativo. Geralt llega a una taberna, pide bebida y alojamiento y como el tabernero y los lugareños se dan cuenta de que es un brujo, ya sólo por las pintas, y que es de Rivia —vamos, forastero—, se echan las manos a la cabeza y hay una pelea de bar porque Geralt tampoco es que tenga mucha paciencia con esas tonterías. Eso desemboca en que Geralt termine en la casa del que creo que es el corregidor de la ciudad o el alcalde —una figura pública de autoridad, vamos—, y se descubra el motivo de que el brujo esté allí. El hombre simplemente vio un anuncio en el camino sobre que había una recompensa por acabar con una estrige que vive en un alcázar abandonado y que aterroriza al pueblo por las noches.


ESTO es una estrige

Yo no sabía qué era una estrige la primera vez que leí el relato y creo que eso avivó mi curiosidad por saber cómo se las iba a arreglar Geralt para deshacerse de ella, o ello, o lo que fuera. Podría haberlo buscado en los libros de Rika, pero no sé, preferí dejar que el cuento me explicara qué era el monstruo [R: lo que pasa es que es una vaga, que no os engañe]. Mediante conversaciones con el corregidor, Geralt te acaba instruyendo sobre lo que es la estrige de marras [G: Y luego cuando la describe al verla en la oscuridad... Uff] y ya sí que te frotas las zarpas cuando, tras dejarte bien claro que es un mal bicho maldito y que te mataría en cero coma cuatro segundos si te acercas a su casa, él va y se mete en la boca del lobo sin más acompañamiento que sus pócimas, sus espadas y su ingenio para destruir al monstruo.

Y lo destruye, pero no de la forma que te esperarías.

Ese relato se enlaza con el que está fragmentado a lo largo de los demás y sigue a Geralt mientras se cura de la pelea contra la estrige, dentro de un santuario de sacerdotisas que veneran a Melitele, que es la Diosa Madre del mundo de The Witcher. Allí conocemos a Nenneke, la sacerdotisa superior del santuario y la figura materna de Geralt, que siempre le cuida, reprende y aconseja cuando a él le da por pasarse por el templo. A través del relato fragmentado del santuario aprendemos un poco sobre la conexión que existe entre ellos, ya que Nenneke conoce al brujo desde, y cito textualmente, que Geralt le llegaba a la altura del cinturón, y que la mujer está dispuesta a defender al brujo de los sucios aristócratas que quieren arrancarlo del templo a la fuerza.

De ahí, y entre ellos, pasamos a los siguientes relatos, que en realidad son recuerdos y flashbacks de aventuras que Geralt vivió antes de la primera aventura del libro. No me di cuenta al principio pero, a medida que iba pasando por los cuentos intercalados, empecé a notar que Geralt no podía realmente andar yendo y viniendo de tantos sitios en tan poco tiempo. Pudiera ser que fuera porque soy un poco lerda o porque, como comentaré más adelante, la prosa es a veces un poco confusa y, err, especial.

Pero los relatos no van sólo de cazar monstruos. Uno cuenta la historia de un hombre hechizado y convertido en una bestia que espera al amor verdadero de una mujer para desencantarse [G: ¿Os suena de algo?]. Geralt conoce a dicho hombre durante uno de sus viajes a través de caminos y bosques y el seguimiento de una de sus presas. La historia de la Bestia no se parece en nada al cuento de Disney, obviamente, porque toma las raíces del cuento clásico y lo adapta al mundo de Geralt. La similitud está ahí y el final del encantamiento, aunque similar, es aún más... ¿sorprendente? Bueno, realmente no, pero es curioso teniendo en cuenta la naturaleza de la mujer que desencanta al hombre.

La Bella y la Bestia no es el único cuento del que se tienen reminiscencias en los relatos. En el siguiente de ellos —tras el fragmento de santuario intercalado—, Geralt viaja a una ciudad con una kikimora a cuestas. El buen brujo vio a este bicho deambulando cerca de una aldea donde han desaparecido niños y lo cazó para que le dieran alguna pequeña recompensa. Sin embargo, el alcalde —que es viejo amigo de Geralt— no le “puede” dar ninguna recompensa porque nadie ha pedido nada por la kikimora.


Kikimora. Un encanto de animal

Es entonces cuando se empieza a hacer patente que la gente está poco interesada en que se cace a los monstruos porque ya apenas queda alguno que cause problemas. Hasta los trolls bajo los puentes son necesarios porque, aunque piden peaje, son los que mantienen dichas estructuras en pie y a salvo. Veo ahí una suerte de agotamiento del negocio que preocupa un poco a Geralt y que le empuja a perseguir la figura de Renfri, una princesa a la que se consideró maldita de nacimiento y a la que se destituyó del trono por culpa de un hechicero, Stregobor, amigo de Geralt. Dicha princesa, que se convirtió en una bandolera para sobrevivir en los bosques, conformó una banda de ladrones con siete enanos [G: ¿Os suena otra vez?] [R: ¿y si los remakes Disney aprendieran de este señor?] [L: Había unos cuantos enanos en el juego que se quejaban de esa historia :D] y se dedicó a perseguir a Stregobor para vengarse.

De nuevo, el cuento de Blancanieves, mezclado un poco con Rapunzel, no se parece al edulcorado de Disney, si no que toma la raíz del cuento clásico eslavo-germano y lo inserta y desarrolla dentro del mundo de The Witcher. Le concedo que la historia de Renfri al menos no nos la resumen de forma narrativa, sino que se la cuenta el alcalde a Geralt para explicarle por qué Stregobor se ha atrincherado en una torre a las afueras de la ciudad. No voy a deciros cómo termina el relato, pero la verdad... al final entendí por qué mis amigos, que han jugado a The Witcher, me dijeron que Geralt sólo hace dos cosas: Cazar monstruos e irse de putas [R: ¡¡acabas de decir que no ibas a decir nada!! ¡No se puede confiar en un dragón!] [L: Eh, hace mucho más D: Como… esto...] [G: Lo dicho XD].

Por supuesto, la Bella y la Bestia y Blancanieves no son los únicos cuentos. Otro de los relatos toma la raíz de un cuento de los hermanos Grimm, que se llama Hans, my Hedgehog [G: Del cuál, por cierto, Sega sacó a su famoso erizo Sonic] y que en castellano vendría a ser Juan Erizo. No sé si alguien por aquí lo conocerá, pero a mí desde luego no me sonaba y tuve que buscarlo para enterarme de dónde estaban las similitudes. El relato de Juan Erizo de Geralt muestra un poco el politiqueo de su mundo, de cómo una reina quiere casar a su hija con el mejor candidato [G: Nada nuevo bajo el sol] y de cómo, a la vez, manipula a Geralt para que esté ahí presente por si aparece el susodicho erizo y así tenga que matarlo y librar a la princesa de tener que casarse con él. Me gustó particularmente no por el cuento en sí, algo nuevo para mí, si no porque se ve a Geralt un poco fuera del agua, en un ambiente que no es realmente el suyo y en el que está incómodo porque el monstruo no es sólo un monstruo.

En el penúltimo de los relatos, Geralt viaja con Jaskier [G: En la versión original se llama Dandelion, al parecer], un bardo amigo suyo, hasta un pueblo perdido en un valle, buscando ganarse el pan. Siguiendo la línea del relato de Renfri, aquí queda patente de nuevo que cada vez hay menos monstruos de los que encargarse y que el trabajo de un brujo escasea más que nunca. Aún así, cuando Geralt y Jaskier llegan a este pueblo, los habitantes intentan convencer a Geralt de que les ayude porque tienen a un pequeño demonio haciendo tonterías en sus campos. Geralt, esta vez, cree que son supersticiones estúpidas, pero accede a investigar qué está pasando para que le dejen tranquilo. Junto con Jaskier, descubre que el susodicho demonio sí que existe, pero que no es un demonio, si no un fauno aliado a un grupo de elfos que se vieron desplazados a las montañas del valle por los humanos y que buscaban perjudicarles para poder recuperar su territorio.

Sé que no será algo nuevo, pero al menos aquí los elfos no son tratados como seres perfectos, pobrecitos y que den pena, si no como criaturas ancestrales, vengativas y crueles, que veneran la tierra y la naturaleza y que se han visto relegados y empujados por la especie humana, más versátil, tecnológica y adaptable [R: malditos muggles]. De nuevo nos encontramos con un relato en el que Geralt no tiene que matar monstruos, si no utilizar un poco su labia... sin demasiado éxito [L: Ninguna de las opciones es correcta. Nunca].

Por último y no menos importante... Tenemos el último relato cuyo nombre da título al libro completo. Aparte del primero y el intercalado, es quizá el más importante de cara al resto de la saga y la trans-media de la franquicia, ya que se nos cuenta el primer encuentro de Geralt con la hechicera Yennefer, un personaje importante y recurrente en la historia.

Yennefer
Este os lo voy a dejar sin destripar también [R: NO OS FIÉIS], pero sí que diré que en él se introduce la existencia de entes elementales y mágicos como los genios (o djinn) y una muestra de la diferencia entre hechiceras y brujos respecto a sus habilidades y poderes [L: Ohh, en el juego se le da un final a ese hilo 8)]. No está mal, la verdad. Aparte de las quejas que pudiera tener respecto a Yennefer y cómo se entrelaza su existencia y destino con Geralt, su tratamiento no es tan terrible como he visto en otras obras hacia sus personajes femeninos. Quizá sea porque es un relato corto y no da tiempo a que se la vea como un mero trozo de carne y un interés amoroso para el protagonista, pero...

Bueno, los que jugáis a los videojuegos sabréis mejor que yo [R: miremos a Lyra fijamente a ver si se pronuncia] [L: Lyra mejor no dice nada].

Por supuesto también conoceréis a Geralt mejor que yo y podréis decir muchas más cosas de él. Lo que a mí me han dado ha sido un protagonista con un pasado oscuro, referido a su entrenamiento como brujo al que tuvo que sobrevivir como todo hijo de vecino al que metían en la profesión. El pasado de Geralt se deja caer un poco en los relatos, pero no se hace un gran melodrama de ello, ni él se revuelca en lo terrible y duro que fue. Los brujos son personas a las que les realizan experimentos cuando no son más que recién nacidos para otorgarles fuerza, agilidad y otras habilidades sobrehumanas que les permitirán enfrentarse a las criaturas que cazarán en el futuro. El asunto, aunque sea tópico y cliché, es que Geralt no es como el resto de los brujos. Debido a su resistencia inusitada, sus "creadores" realizaron con él experimentos más peligrosos de lo normal, con lo que obtuvo poderes muy superiores a los de sus compañeros y perdió toda pigmentación corporal, de ahí que sea albino y más adelante se le conozca como “El Lobo Blanco”.

Es algo que está ahí, que le ha marcado y le ha hecho ser como: Un hombre preocupado por su trabajo y nada más, en el que destaca lo neutral que es con respecto a los temas políticos y ajenos a cualquier cosa que no sea cazar monstruos. Geralt intenta constantemente hacer honor a su profesión de brujo y no toma bandos si le es posible hacer uso de su libre albedrío [G: Lo cual, casi siempre, tiene consecuencias fatales para él]. Cosa curiosa además, es que a pesar de parecer frío, rudo y cruel —y a veces lo es porque muchas cosas le importan un pepino o le hinchan mucho los cojones—, antes de matar un monstruo siempre intenta saber si realmente es peligroso para los humanos, como se ve en el primer relato con la estrige, y de existir algún medio para neutralizar a dicho monstruo sin matarlo, procura explotar todas las opciones antes de pasarle por la espada.

No podría decir aquí que Geralt sea un protagonista extremadamente trabajado y profundo porque son relatos más cortos que largos y su evolución se ve a lo largo de toda la franquicia, pero sí que está bien trabajado y construido y que sus circunstancias personales y su trasfondo trabaja acorde a lo que el autor muestra de él y su carácter.


Sí, también tiene un mapa, pero si puedo decir algo bueno del Mundo
aparte de lo que dije más arriba, es que la narración es tan rica con él que
no me hizo falta consultarlo ni una sola vez

Pero Green, diréis, cuéntanos algo malo que tenga el libro, anda.

El Último Deseo tiene cosas malas, no voy a mentiros. Es cierto que tiene más cosas buenas que malas, pero las malas existen. Su narrativa, por ejemplo. No diría realmente que es mala, pero sí es... rara. No tengo ni idea de si es culpa de la traducción o que el polaco tiene una forma de expresarse distinta, pero a la prosa le faltan conectores en demasiados sitios. No es densa, ni espesa, al menos no para mi gusto [G: Siempre digo que habiendo leído La Biblia de Barro, cualquier otra cosa es cosa de niños], pero sí que es un estilo diferente a las formas a las que estoy habituada. ¿Cosa buena de la narración? Tiene fondo y cada personaje tiene su voz propia, una forma de expresarse, de hablar, una voz discernible entre todos y cada uno de los que aparecen, y es algo que parece escasear últimamente en demasiadas obras que andan revoloteando por ahí.

La otra cosa mala, si es que se le puede decir mala, es que al final la forma de narración enmarcada es un poco confusa y liosa, y el relato fragmentado de Nenneke y el santuario de Melitele resulta difuminado y borroso y no termina de calar. Encajar encaja junto a los demás relatos, pero el santuario era el escenario que más aburrido me resultó y el que menos interés me generaba para con el desarrollo de Geralt. Quizá si los capítulos del santuario hubieran sido más largos no me habría pasado, pero probablemente se deba más a la estructura del libro en sí, a la que estoy poco acostumbrada. No creo que deba calificarlo como algo malo per se, simplemente es... raro y que estorba un poco.

Por supuesto, y no por ser considerada con Rika, voy a añadir que las mujeres están sexualizadas y que aparte de Nenneke, que es la figura maternal de Geralt y una señora mayor a la que la male gaze no considera deseable, las demás mujeres que aparecen están —incluso si tienen historia y trasfondo que no gira en torno a hombres— para alegrarle la vista a Geralt o al elenco masculino de los relatos, y/o para acostarse con él. Pasa con Yennefer, pasa con Renfri y pasa con la chica-ilusióm de Stregobor además de las alusiones al puterío del brujo. Y no pasa con Pavetta o la princesa del primer relato porque una está cogida y la otra es menos deseable que Nenneke. Y sí, es cierto que el libro está escrito en el 93 y que no todo el mundo es un visionario o se libra del condicionamiento patriarcal, y que las mujeres de estos relatos están mejor tratadas que muchas de libros más actuales, peeeero... Una cosa no quita la otra y hay veces que hay sexualización metida con calzador o que sobra un poco bastante.

De todas formas, es algo que puedo dejarle pasar porque no hay sexismo cada dos páginas ni me lo meten por la boca a presión. Está ahí porque, bueno, es un mundo de fantasía medieval machista y no sería coherente que a las mozuelas de buen ver no se las mirase como bomboncitos jugosos y apetecibles a través de los ojos de Geralt. Al menos no hay adoctrinamiento ni tópicos casposos sobre lo que las mujeres deberían hacer para conseguir marido o no ser unas frescas. Simplemente... pasa una historia, a la chica del relato X le mola Geralt y decide tirárselo y si te he visto no me acuerdo después, qué le vamos a hacer.

Hay cosas peores escritas por ahí.


A ver, que feo no es.

Mis conclusiones son que si te interesa la saga del brujo Geralt de Rivia y quieres empezar por algo suave antes de libros con más chicha, los videojuegos, los cómics o la serie, te leas El Último Deseo. Vale bastante la pena, no es largo, no es pesado y se lee en dos días si le pones ganas [G: Yo lo hice en una tarde-noche]. Te presentarán personajes, situaciones y el mundo fantástico de la franquicia en dónde salirte del camino conlleva arriesgarse a que un bicho como un lobisome o una kikimora te salten encima y te devoren antes de que puedas gritar. No es algo nuevo, pero eh, al menos te libras de la edulcoración que impregnaba a la gran mayoría de historias de fantasía medieval [G: Sí, sí, ya sé que Canción de Hielo y Fuego es de todo menos azucarado, pero me entendéis].

LO MEJOR... Los monstruos, el desarrollo de cada relato individual. Las referencias a cuentos clásicos como Blancanieves, la Bella y la Bestia o Baba Yaga.

LO PEOR... La estructura fragmentada de los relatos y el posible lastre que representan. La forma de la prosa a veces es muy rara y tiene carencia de conexión.

(Todas las imágenes pertenecen a sus respectivos dueños)

Otras reseñas:

Divagando entre Líneas

El Blog de Ivan Rúmar

Donde acaba el Infinito

Cabaltc

7 comentarios:

  1. Suena muy interesante y agradezco la no-destripacion esta vez. ¿Es una saga muy grande? Porque tampoco quiero empezar una que se extienda como La Espada de la Verdad que la tuve que dejar en el octavo porque me parecía un cachondeo. Espero que hagan una serie quizás para tapar el vació de Juego de Tronos (que por cierto, podrías hacer una critica de los libros, si aceptáis sugerencias)para los no muy gamer (por no decir que la play me diría que me aleje por si me lesiono con el mando)que al final nos acabe gustando el libro.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, gracias por comentar!

      Pues son nueve libros, tres de los cuales son como el que he reseñado, de relatos cortos reunidos. La franquicia además cuenta (aparte de los videojuegos) con varios cómics y una serie y una película. La serie y la película se llaman The Hexer (sí, para qué poner nombres diferentes XD). Por lo que sé, la serie de televisión está basada en los relatos cortos y la película es como un resumen de la serie, así que material hay, aunque creo que la película no recibió muy buenas críticas.

      La sugerencia de reseñar Juego de Tronos es bien recibida, aunque yo por lo menos me los leí hace mucho tiempo y tendría que releer para poder hacer una reseña en condiciones. Tiempo al tiempo.

      Green.

      Eliminar
  2. ¿Estos son los libros sobre los que están basados el juego de The Witcher? Me acabo de morir con todo el equipo, no lo sabía. Los tengo en mi Kindle pendientes desde hace un año, pero siempre estaba con un nosé nosé en el cuerpo cada vez que pensaba en comenzar uno. Pero después de vuestra reseña (bueno, no me la he leído entera, sólo hasta el primer relato para guardar el suspense), creo que sí que les voy a dar una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efeciviwonder XD

      Me alegro de que la reseña te haya hecho dar el paso de empezar. Como digo en el comentario anterior, son nueve libros cerrados y tres son de relatos como los de este, vale mucho la pena. Espero que te gusten =)

      ¡Un saludo!

      Green.

      Eliminar
  3. Estos son los típicos libros que antes sólo se conocían por los círculos de lectores de fantasía y desde los juegos han dado el boom. Lo que me parece perfecto, son buenos libros que merecen conocerse más aunque sólo sea por la originalidad de no repetir otra vez el esquema de Tolkien y “humanizar” y mostrar el lado cotidiano de la fantasía, no todo tiene que ser un viaje épico para salvar el mundo, también hay que ganarse las habichuelas.

    Y muchas gracias por señalar la parte del machismo. No lo noté cuando los leí hace ya años, pero seguro que lo notaría ahora y, por mucho que me gusten, creo que hay que denunciar y hacer notar estas cosas para que la gente sea consciente y se cambien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada y gracias por pasarte <3

      la verdad es que yo los conocí precisamente porque mis amigos jugaban los juegos y cayeron en los libros. Y no me arrepiento. Aunque mucha gente se enfade y lo tilde de moda o postureo, no todo el mundo descubre las cosas al mismo tiempo y en este caso, es un muy buen descubrimiento.

      Coincido completamente en lo de ganarse las habichuelas XD

      Green.

      Eliminar
  4. Ya sé que esta entrada es de hace un año, pero yo la acabo de ver, y aun a riesgo de quedar mal, tengo que decirlo: esta saga me la he leído tres veces seguidas y si me la leyese una cuarta, seguiría descubriendo cosas nuevas.

    Ahí lo dejo.

    Respecto a la sexualización... sí, está ahí, peeeeero todas y cada una de las mujeres de la saga tienen su personalidad y son muy interesantes. No se le puede pedir más a un señor que en los 90 necesitaba una ducha fría. Me atrevería a decir que, de hecho, estas mujeres están mucho mejor construidas que en algunos libros más modernos. No, mejor actuales. Dejémoslo en nuevos.

    :D

    ResponderEliminar