Recordatorio

No somos profesionales, simplemente nos gusta leer y tenemos tiempo libre, así que a veces cometemos errores.

martes, 15 de marzo de 2016

[Lectura Conjunta] Vida y Muerte: Crepúsculo Reimaginado

Título: Vida y Muerte: Crepúsculo Reimaginado 
Autor: Stephenie Meyer 
Sinopsis: Cuando Beaufort Swan se muda a la fría ciudad de Forks y conoce a la misteriosa y atractiva Edythe Cullen, toda su vida dará un giro emocionante a la par que aterrador. Con su piel de porcelana, sus ojos dorados, su voz hipnótica y sus dones sobrenaturales, Edythe es tan irresistible como enigmática. Lo que Beau no sabe es que, cuanto más cerca está de ella, más peligro corre él y todos los que le rodean. Y tal vez ya sea demasiado tarde para dar marcha atrás... 

Editorial: Alfaguara 
Número de Páginas: 832 págs (Crepúsculo + VyM) 






Hola, soy Green, bienvenidos esta reseña-comparativa de Crepúsculo y Vida y Muerte

Os traigo esta reseña especial con motivo de la Lectura Conjunta que Beatriz L. M convocó en su blog. Como parte de dicha lectura conjunta, hice varios comentarios pertinentes en Twitter a medida que iba leyendo, que podéis leer aquí. No salen todos, pero en la cuenta sí que aparecen. No llegué a comentar todo el libro en directo porque se hacía muy cansino, así que con lo que hay, y lo que comentaron otros lectores y lectoras de la experiencia, creo que os hacéis una idea de cómo estaba el percal. 

No he hecho una reseña a la vieja usanza, no voy a analizar la historia, los personajes o el mundo de forma exhaustiva como si nunca lo hubiéramos visto. Lo comentaré a grandes rasgos. ¿Por qué? Bueno, todos conocemos, de alguna manera u otra, Crepúsculo, ya fuera porque lo leímos, leímos críticas, vimos la película, etc... Sabemos a lo que venimos, ¿verdad? No voy a comentar el libro como si fuera algo nuevo porque la historia de Vida y Muerte, sus personajes y el meollo de su asunto es la misma en ambas versiones. 

Y qué demonios, yo sé que muchos aquí lo que queréis es leer lo que queréis leer, así que voy a ir al grano. 

Vida y Muerte es la misma cosa tóxica, abusiva y de falso romance que Crepúsculo y está igual de mal escrita, incluso con sus supuestas correcciones de estilo. Cambiar el género de los personajes no ha hecho que la historia tenga más sentido, [L: cambiar el género de los personajes tendría que haberla ayudado a comprender de qué se la acusaba… pero no] parezca menos sexista o esté mejor construida. Meyer explica en el preámbulo de Vida y Muerte que quería cerrarle la boca a los críticos que tildaron su saga de machista porque Bella se pasaba el libro viviendo un romance tóxico y siendo salvada como buena damisela en apuros que es. Meyer quería demostrar que Bella no era una “damisela”, si no una humana en apuros porque cualquier humano rodeado de seres con superpoderes como sus vampiros, estaría en apuros. 

Le ha salido el tiro por la culata [R: a esta mujer no le sale nada bien, así que tampoco es una sorpresa]. 

¿Este cambio de personalidad a qué venía?
¿Era necesario para que fuera más creíble ser un chico?
No me jodas, tronco.
 



Quiero decir, si hubiera cogido su manuscrito de Crepúsculo y le hubiera hecho las correcciones de estilo que quería y hubiera cambiado sólo los nombres, habría sido un buen ejercicio [R: para nosotros] [L: como mínimo interesante], pero la mujer no hizo sólo eso, si no que también añadió roles de género tradicionales a cada personaje de género cambiado porque es que si no, no era coherente. Y no me malinterpretéis, es cierto que el condicionamiento social patriarcal de hoy en día hace que chicos y chicas se comporten de formas diferentes por lo general y no hacer eso habría sido estúpido, pero Meyer cambió cosas de un manuscrito a otro que no tenía porqué cambiar. 

He aquí un ejemplo físico (Arriba Crepúsculo, abajo Vida y Muerte): 





Esto es claramente una comparativa de estereotipos, en donde las chicas visten blusas bonitas y los chicos camisetas de grupos musicales cuando el equivalente de la blusa de Bella debería haber sido una camisa normal y corriente. Habría quedado igual poner a Beau con una camisa de cuadros, remangado y todo eso, pero claro, ¿qué puedes esperar de una mujer machista que además le pidió consejo a sus hijos adolescentes sobre cómo eran los chicos adolescentes? ¿Para qué hacer un ejercicio de rotura de estereotipos, Meyer, y así demostrar que no eras machista? ¿Por qué pensabas que sólo con poner a una vampiresa super fuerte junto a un chico humano débil haría que fueras menos machista si añadías nuevos estereotipos de género insufribles e innecesarios? ¿Por qué hiciste nacer muerto a tu experimento? 

Preguntas que jamás tendrán respuesta. 

Y eso es sólo un ejemplo de la primera página, más adelante colocaré otras comparativas para demostrar que los detractores no estamos locos. 

Como iba diciendo, el romance entre el humano Beau y la vampiresa Edythe sigue siendo igual de incongruente, abusivo, tóxico y preocupante que en Crepúsculo [R: bueno, al menos eso lo ha mantenido]. Se vuelve a confundir la obsesión de él, que es un superficial de narices porque de ella le atrae su físico y hermosura prodigiosa y ya está, con amor. Ni siquiera es enamoramiento, es atracción sexual de manual. Durante un cuarto del libro, hasta que Edythe decide acercarse a Beau porque le da curiosidad un humano al que no puede leer la mente, Beau no sabe nada de ella salvo que es extremadamente guapa y a sus ojos es perfecta. Ni siquiera es misteriosa per se si quitamos el primer encontronazo en la clase de biología, cuando ella le huele por primera vez y tiene que salir por patas porque si no lo mata ahí mismo. Durante un cuarto de libro él se dedica a mirarla de lejos y fantasear, suspirar y revolcarse en su miseria de pobre chico inferior fuera de liga. 

Este sería el resumen de todo ese cuarto de libro, lo cual es muy triste. 

Beau es un personaje insufrible, igual que lo era Bella [R: ¡otra cosa que ha mantenido!]. Ambos arrastran el melodrama baboso de ser desgraciados por vivir en Forks, un pueblo incluso más lluvioso que la jodida Irlanda, a cambio de hacer feliz a la madre, que por cierto es una inútil que ha dependido de su hija/o desde que dicho hija/o dejó de tener pañales. Lo comenté en Twitter, pero es que no me extraña que luego los hijos sean tan dependientes de los demás y de su pareja, es que no conocen otro modelo de relación que el tener que depender de alguien, girar a su alrededor porque no existe nada más y usar a los demás en tu beneficio. [L: Esto sería una buena construcción de personaje si fuera la intención de Meyer y si se expusiera como un problema, no como un ejemplo de relación a la que aspirar y por la que suspirar de lo romántico que es todo].




Edythe no es mucho mejor. El tópico de “soy un vampiro y me atrae un humano por su olor o por cualquier otra causa que me hace sentir curiosidad hacia ese humano concreto y no otro” está trillado, lo admito, pero suele funcionar si se trata bien y se usa para desarrollar una relación. Yo misma escribí hace tiempo sobre ello y puede dar pie a que humano y vampiro se empiecen a conocer mejor y ambos dejen a un lado sus diferencias y se enamoren. Eso no pasa en este libro. 

Edythe sólo aparece una vez ante ojos de Beau en la cafetería antes del episodio de la clase de biología y durante dicho episodio ella le huele e inmediatamente tiene que autofrenarse a sí misma porque el olor del muchacho es tan delicioso que en segundos ya ha pensado en diversas maneras de matarlo para beberse su sangre y de matar a los testigos que presenciaran aquello. Esto lo sé porque es lo que narra Edward en Sol de Medianoche (sí, me leí los capítulos filtrados [R: a veces me preocupa lo que haces cuando no ando cerca] y he de decir que habría sido mucho más interesante que el nuevo bodrio de Vida y Muerte). 

Tiene sentido que Edythe, tras lo que le ha pasado, pida cambiarse de clase y al ver que se le deniega la posibilidad, se marche a Alaska para no matar a ese chico y destrozar todo lo que su familia ha hecho y vivido en el pueblo. Al mismo tiempo sabe que no puede leerle la mente a ese chico, y eso le produce curiosidad, una curiosidad que actuará de catalizador para que la vampiresa vuelva y se acerque a Beau, dejándolo más loco que un molinete. Es normal, es completamente creíble que una criatura que tiene telepatía (aunque pase de respetar el derecho a la privacidad mental de los demás) quiera saber el motivo de no poderle leer los pensamientos a un individuo concreto. 

Lo que no es normal es la manera que ha tenido Meyer de desarrollar el tropo, ni el romance ya que estamos de paso. Edythe, tras verse empujada por su terrible curiosidad, no investiga ni hace nada más que acercarse a Beau repitiendo que no deberían ser amigos y que es peligrosa para ceder al enamoramiento de él de forma absurda y estúpida. Como ella es tan guapa es irremediable que Beau se enamore porque, reitero, es un superficial de mierda al que sólo le importa lo que le entra por los ojos. Que también lo entiendo, a todos nos ha gustado alguien super guapo en el instituto y hemos fantaseado, nos hemos encaprichado y hemos deseado que ese alguien se nos acercara, hablara con nosotros y nuestras sentimientos fueran correspondidos. 

Pero el temita de sentirse desgraciado si Edythe desaparece un par de días (cuando apenas se conocen) o soñar con la vampiresa todas las noches, repetir hasta la saciedad lo hermosa, elegante y musical que es y comparar a todas las chicas de tu clase, a las que conoces mejor y han hechos obvios esfuerzos por ser amigas tuyas a pesar de los insufrible que eres, con Edythe, es enfermizo y turbio. 

La historia de amor habría quedado mejor si Beau, en lugar de beber los vientos de forma automática por Edythe, se hubiera comportado como el resto de adolescentes de su instituto, los cuales también se sentían atraídos por los vampiros por todas las razones que Edythe describe en el claro del bosque, y se hubiera distanciado un poco porque la chica se comporta de forma rara y lo ha estado esquivando de formas inimaginables [L: Pero es que Beau, como Bella, tenía que ser especiaaaal].





Pueden tener todos los rasgos de estatua griega que quieras, pero gente con la piel TAN blanca y ojeras TAN marcadas echa para atrás. 

El extraño romance se hubiera podido desarrollar mejor y habría resultado más interesante si hubiera existido algún tipo de conflicto en Beau, porque yo puedo saber que Edythe sí lo tiene por haber leído lo que se filtró de Sol de Medianoche, [L: sinceramente, menos mal que no se filtró más, porque la parte de James desde la perspectiva de Edward habría sido un drama insufrible] pero si el narrador protagonista lo único que hace es arrastrarse página a página porque odia Forks, o porque se siente triste porque una chica guapa a la que apenas conoce no le hace caso y no le hará caso jamás, o porque babosea por dicha chica guapa en cuanto ella le hace un poquitín de caso... pues apaga y vayámonos. 

Por eso tanto Crepúsculo como Vida y Muerte son libros tan malos, tan flojos y tan insustanciales. El conflicto real aparece en las últimas cien páginas y se soluciona de golpe y porrazo. La historia apenas se mantiene con pinzas porque el protagonista está viviendo la vida de un adolescente, un adolescente particularmente horrible y odioso, con tintes sobrenaturales al descubrir que existen los vampiros de la forma más lenta, tediosa y aburrida del planeta y cuyo conocimiento de causa no le provoca el más mínimo efecto salvo el de sentirse aún más atraído hacia Edythe porque ahora es más fascinante que antes, más especial y porque brilla bajo la luz de sol de forma literal. No soy una gran entendida en literatura, pero si los malos hubieran aparecido en las primeras cien páginas y los vampiros buenos hubieran tenido que salvar a Beau de sus garras provocando que Beau descubriera así el pastel, la historia, aunque hubiera seguido siendo cliché, habría ganado puntos y habría podido desarrollar mejor el romance. 

Aunque claro, Meyer sólo quería hacer un ejercicio de cambio de género (¡Ja!) sin reescribir toda la historia porque es una perezosa de mierda y una mala escritora.


Existían mil maneras de reescribir Crepúsculo para
conmemorar el 10º Aniversario, pero ¿para qué esforzarse? 

No sé si hablar de los secundarios, porque son todos iguales a los de la versión normal y apenas tienen relevancia (como siempre). He de decir que me gustó el detalle de que Julie (Jacob chica) continuara siendo una apasionada de la mecánica y la doctora Cullen volviera loco al personal del hospital al igual que hacía Carlisle. 

El resto de la historia sigue por el mismo camino de Crepúsculo. Ambos pasan tiempo juntos, Edythe exige saberlo todo de Beau en dos conversaciones porque no puede sacárselo leyéndole la mente y Beau se cree el tipo con más suerte del mundo porque sale con una tía que está super buena y es la envidia del instituto. El final difiere porque obviamente Meyer no iba a hacer una saga más con todo cambiado y porque al final Beau no podía dar a luz a la cría dhampira así que... 

En el fondo me pregunto si alguien habrá aprendido de esta experiencia y sabrá que a este tipo de historias no se las puede calificar de románticas. No hace falta quitarle la excusa de lo sobrenatural a Edythe para saber que es un personaje tan acosador, tóxico y abusivo como lo era Edward. Que sea una mujer no le ha quitado esas características porque sigue espiando a Beau por la noche en su cuarto, sigue persiguiéndole con la excusa de que el pobrecito Beau es un humano y le podría pasar algo malo, sigue aislando a Beau de sus amistades y sigue siendo igual de egoísta con él. Quizá esto sí haya servido para ver que tanto hombres como mujeres pueden ejercer ese tipo de presión en sus relaciones, convertirlas en algo tóxico de lo que su pareja debe huir antes de que le destroce la vida y la de sus allegados (algo que aquí no pasa). 

Pero no se ha cumplido con el experimento con el que Meyer pretendía cerrar bocas. A mí por lo menos no me la ha cerrado [R: ni a ti ni a nadie]. No cuando ha cambiado aspectos neutrales de los caracteres de los personajes para enmarcarlos en estereotipos de género anticuados, o tenido que especificar cada dos por tres en la narración que tal o cual cosa es masculina o femenina cuando podían ser totalmente unisex, o cuando cuestiona que Edythe sea tan fuerte pareciendo tan delicada y guapa (algo que con Edward no pasaba, él podía ser guapo y fuerte al mismo tiempo), o cuando por lo general ha dejado bien claro que los sentimientos son cosas de chicas y el estar más salido que el pico de una mesa es cosa de chicos. 

La verdad es que no sabría qué más añadir aparte de las capturas que vienen a continuación. Me entristece que esta mujer, como escritora que se supone que es por haber ganado dinero con unos cuantos libros, no sea capaz de probar cosas diferentes y quiera revolcarse en la misma mierda de siempre [L: Ay, esos escritores que no pueden abandonar su bombazo... , pero mejor, así no hace la continuación de The Host]. Habrá gente que haya mordido el anzuelo y algunas de sus fans de los viejos tiempos se habrán comprado el libro sin pestañear, pero a mí, desde luego, me ha parecido una pérdida de tiempo. 

Y ahora algunos de los ejemplos ricos-ricos (sólo del principio del libro, por si queríais leerlo) que estabais esperando, que demuestran que Meyer, ante todo, es una fiel defensora de los roles y estereotipos de género rancios de nuestra sociedad occidental: 





Porque la amistad entre hombre y mujer no existe. Si una mujer y un hombre quedan solos sólo puede ser para una cosa, aunque haya un crío de por medio. [R: y una mujer no puede ir a pescar sola así que se trae a un compañero] [L: Y que nadie piense que a una mujer le puede gustar pescar]



A los niños no se les llama cariño, ni a las niñas se las llama hija parece ser.




Los chicos especulan sobre si algo es bonito o no porque decirlo directamente es cosa de chicas. Para ellos las cosas no son hermosas, sino que probablemente lo sean porque a ver si van a pensar que soy mariquita [L: A ver si se van a meter en mi mente y se van a dar cuenta de que pienso en esas cosas].




LOS CHICOS NO LLORAN: PARTE 1.




LOS CHICOS NO LLORAN: PARTE 2.




Las chicas consideran que el que una pareja adolescente viva junta es éticamente reprobatorio y que da pie a cotilleos. Un chico piensa que SEXO, MIRA, VIVEN JUNTOS, SE ACUESTAN, ASDASDASD [L: Lyra piensa en galletas].




LOS CHICOS NO LLORAN: PARTE 3 [L: Ojalá hubiese un Vida y Muerte 2 para continuar con esta saga, los cambios de rol de Meyer me fascinan].




Esto me resulta curioso. Bella no se atreve a hablar realmente con Edward y pedirle explicaciones sobre su comportamiento porque es una cobarde en general y no porque él sea un adonis griego. Sin embargo, la excusa que tiene Beau para decir que no podría pedirle explicación alguna a Edythe es que ella es demasiado guapa para poder hablarla con coherencia.

¡¿PERDONA?!

No tengo más capturas más allá de esa parte del libro, pero creo que os hacéis una idea de cómo cambiaron las cosas sólo porque Bella ahora era un chico, invalidando por completo todo lo que Meyer pretendía hacer. Bella sigue pareciendo más damisela que humana en apuros que Beau porque a Beau le han quitado la extrema cobardía, la inseguridad total y le han colocado estereotipos de género masculinos para que parezca menos débil y más machito, aunque de machito no tiene nada.

LO MEJOR... Julie (Jacob chica) sigue siendo la misma apasionada de la mecánica que antes. La escena del choque de coches y Edythe salvando a Beau está escrita igual que en Crepúsculo al menos.

LO PEOR... Todo lo demás.

Otras reseñas de Vida y Muerte:




12 comentarios:

  1. Cuando me enteré de la existencia de este libro, lo añadí de forma inmediata a la lista de libros para leer. Tenía pinta de "Tu YA fantasía romántica mediocre medio" y, claro, es ciertamente irresistible para mí... excepto después de leer los ¿cuatro? primeros capítulos.

    No voy a decir que es el peor libro de ese estilo que he leído, porque he leído libros realmente malos (de eso que querrías poder borrarte la memoria después de acabarlos), pero la verdad es que Vida y Muerte se lleva la corona a lo innecesario de su existencia. De haber sido vital que sacara algo por el décimo aniversario (de verdad, qué manía con no soltar la vaca que te ha dado leche cuando ya está agotada tienen algunos escritores), habría preferido que sacara Sol de Medianoche antes que esto. Si el libro estuviese bien escrito, podría haber sido un concepto interesante, porque en las novelas YA por norma general siempre te encuentras con la combinación “chica normal + chico sobrenatural” o “chica normal (que en realidad es o acaba convirtiéndose en sobrenatural) + chico sobrenatural”. Pero claro, para que hubiese salido un libro decente (ya no digo bueno), tendría que haberlo escrito otra persona. Podrá sonar cruel, sí, pero si eres una escritora que ha demostrado en sus novelas repetidas veces su poso machista y ya en la introducción empieza a justificarte cambios que no tienen sentido... Apaga y vámonos. Como dije, solo aguanté cuatro capítulos de este pedorrismo insulso antes de que decidiera gastar mi tiempo en leer otros libros mediocres que al menos tenían más encanto. Así que no puedo hacer otra cosa que quitarme el sombrero (y ofrecer algunas piedras preciosas) ante tu dedicación. Sobre todo porque veo que el libro no mejora precisamente después del punto en el que lo dejé.

    PD.- Lo de resaltar la palidez de alguien para expresar lo guapo que es siempre será algo que no termino de entender. En muchos países, por culpa de la colonización, parte de la población no blanca tiene aprendido de forma inconsciente que "cuanto más blanco, mejor", y de ahí la tremenda cantidad de productos blanqueadores. En otras épocas, en Europa, la palidez estaba bien vista, porque el estar moreno implicaba que tenías que trabajar al sol y que, por lo tanto, eras pobre. ¿Pero en una sociedad occidental actual? Tengo la piel clara, y más de una y más de dos personas me han llegado a preguntar alguna vez si estoy enferma. Y ni tocar el tema de las ojeras. A mí se me disimulan mucho por las gafas, pero cada vez que me las quito la gente se me queda mirando como si fuera a caerme redonda por la falta de sueño. Así que no, no puedo tragarme que alguien extremadamente pálido, con unas ojeras que ni echando un churrete de pintura morada, sea considerado atractivo para la mayoría de la gente.

    PD2.- Como siempre, Meyer nos ha dado una clase magistral de “qué no hacer a la hora de escribir un libro”, en este caso, edición genderbend.

    PD3.- Ahora solo falta que E. L. James haga su versión genderbend de 50 sombras. Aunque supongo que, como ya tiene su Sol de medianoche aka Grey, ya ha hecho bastante por ampliar su universo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro sólo empeora, creeme. No sólo por las perlas diferenciadoras que existen, es que al final Beau se convierte en vampiro de la forma más pedorra, absurda e incongruente del mundo. Y egoísta, sobre todo egoísta. Pero claro, tenía que cerrarse las puertas de seguir con la historia como la línea original porque oh, que pena, Edythe no puede tener hijos :(

      No te pierdes nada, como bien dices es una lección de cómo NO escribir una historia... otra vez. Esperemos que no sigan con el mismo rollo y moda porque es un hartazgo =__=

      Gracias por comentar <3

      Green.

      Eliminar
  2. Yo también me leí los capítulos de "Sol de Medianoche", lo confieso, y hubiese preferido que sacase ese libro, aunque si tenemos en cuenta que E.L.James ya le copió la idea y su libro desde el punto de vista de Grey da puto cáncer, no sé si hubiese sido lo mejor...

    Por cierto, aplaudo el trabajazo de comprar capturas de pantalla de "Crepúsculo" y esta mierda, yo no creo que me trabaje tanto la reseña XDDDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grey es otra cosa que quiero leer aunque no tenga puto sentido que quiera hacerlo, simplemente para reírme y que se me caigan los ojos de la lepra que me va a dar.

      En un inicio pensaba hacer capturas significativas de TODO el libro, pero cuando llegué a la última que hice dije NO MORE PLS XD Era de un cansino insoportable, había ratos en los ue literalmente hacía lectura en picado.

      Gracias por pasarte y comentar <3

      Green.

      Eliminar
  3. Pero si me habéis mencionado y todo. Muchas gracias, sois un encanto.

    Obviamente estoy muy de acuerdo con todo. Si Meyer de verdad quería arreglar el libro que se lo hubiera currado para montar una historia más creíble, coherente y con mejores valores, que no me creo que no hubiera oído las críticas de la relación tóxica. Y si quería hacer el experimento de cambiar los sexos para ver si lo que en un sexo parece normal en el otro choca (que es el objetivo del gender bender según tengo entendido, ¿no?), que no hubiera tocado nada más, porque si no el experimento “nace muerto” como bien has dicho.

    Al final sólo ha dejado claro que es una machista redomada y una defensora a ultranza de los roles tradicionales, que considera naturales. Si no no se explica que tenga que cambiar situaciones totalmente neutrales, hacer precisiones machistas o meter tópicos de género. Y también ha demostrado que es una mala escritora porque siendo Crepúsculo su primer libro podía tener disculpa que no supiera construir un romance ni una historia, pero si después de diez años no ha aprendido es que no vale como escritora, simplemente.

    PS: Me uno al club de las pálidas con ojeras a las que no consideran guapas por ello, más bien me dicen que debería tomar más Sol y usar antiojeras porque parezco un panda. Aunque los pandas son adorables, así que eso podría tomármelo como un cumplido, el día que me comparen con un vampiro de Meyer sí que me enfadaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro no debería haber existido. Si quería hacer algo por el 10º aniversario podría haber escrito de otros personajes, como el libro de Bree (que curiosamente está majete porque no te babosea con ningún romance tóxico). Pero no, eso habría exigido mucho esfuerzo y para qué. Echo pestes de cualquiera que denomine escritora a esta mujer. Es una verguenza para el oficio, entre muchas otras escritas y escritores de pacotilla.

      Lo de la piel hiperpálida y las ojeras también es algo con lo que mear pasta de dientes. Madre mía, yo que pensaba que el canon de belleza actual recomendaba tener un sano y ligero bronceado de playa.

      Gracias por pasarte <3

      Green.

      Eliminar
  4. ¡Pense que era la única que había notado los cambios de las camisas! Ya empezaba a pensar que estaba loca y veía cosas extrañas.
    Completamente de acuerdo con todo, como dije en mi reseña que le cambies el genero no cambia el hecho de que la relación sea una mierda. Meyer lo que demuestra es que no tiene la suficiente inteligencia para analizar las criticas y que es incluso mas machista de lo que parece, irónicamente intentando demostrar que no.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué demonios, Beau sigue siendo una damisela en apuros aunque no lo parezca porque oh, es un tío. Lo siento, señora, pero el tópico no funciona así. Puedes hacer historias de humanos con seres sobrenaturales y no por ello ningún humano estar supeditado a ser un damiselo o damisela en apuros porque DEBEN salvarlo todo el rato. Existen personajes-humanos capaces, ¿sabe?

      Pero no, es que si no, parece que no hay chicha para usted...

      Lo de las camisas/camisetas era para mear pasta de dientes, no jodan XD

      Gracias por pasarte y comentar <3

      Green.

      Eliminar
  5. Lo has malinterpretado todo.

    El enamoramiento repentino es porque son almas gemelas y era el destino de Beau ser vampiro por eso sentia todo el rato que no encajaba. No es porque este mal planteado el libro sino la autora es mormona y es todo una alegoría religiosa. Beau no tiene su su lugar en el mundo hasta que conoce a los vampiros que son una alegoría para adolescentes de la familia mormona porque si ponian tal cual eso iba a ser un coñazo. Son una familia que es lo mas importante para los momones y su amor es para toda la vida. En crepusculo original se contraponen a los vulturis y otros que son una representacion del cristianismo y el ateismo que si rompen sus vinculos. Por eso son salvajes y se han dejado llevar por sus pasiones que en el libro son la sangre. Los Cullen son superiores y mejores porque han superado esa necesitad y por eso ya son tan perfectos. Por eso todo lo de conocer el amor verdadero es alegoria de conocer el verdadero amor de dios que llena la vida que esta vacia y te transforma pero hay que hacer sacrificios por eso la transformacion en vapiro es tan dolorosa y Beau tiene que hacerse la idea de dejar su familia y antigua vida atrás a cambio de la felicidad de dios que esto es un tema religioso muy claro porque para llegar al verdadero camino hay que hacer secrificios.

    Todo el libro es como una parabola y es precioso pero no puedes tomar las parabolas de forma literal porque son instrumentos para transmitir un mensaje. Si le quieres buscar a la logica a porque se enamoran o hacen vampiros es imposible igual que si le buscas logica a la historia de Jonas y la ballena. Tienes que quedarte con lo importante. Por eso tambien los vampiros son hermosos pero los demas no se relacionan con ellos, el resto solo puede admirar porque no esta dispuesto ha hacer el sacrificio y su amor es interesado. Quieren la felicidad y belleza y perfeccion y no estan dispuestos a pagar el precio. Beau si y por eso el esa capaz de volverse como Edyte y se enamoran. Cuando ella dice que es peligrosa tambien es una prueba para ambos. El deseo de sangre es simbolo del deseo sexual y como no te puedes dejar llevar por el o te haces un animal, eso se veia mejor con Edwar hombre y Bella mujer. Por eso deben resistir por amor, que es el camino a hacer lo correcto y redimirte y alcanzar la felicidad con la familia Cullen. La prueba de Beau es ser capaz de resignarse y hacer sacrificios para conseguir esa misma felicidad, que eso tambien se veia mejor con Bella. Por eso tambien la comparacion cuando dicen que son ovejas no es casual sino una alegoria.

    No tiene ningun sentido que critiques el libro por cosas que no son creibles porque te has equivocado y no le tienes que buscar logica sino quedarte con el menjase.

    Ya termino con que es estupido también lo que dices de que no haya cambios porque hombre y mujer no pueden ser iguales o no se podrian complementar. Por eso se ha perdido un poco el mensaje con la nueva version y queda mal ver las cosas del reves.

    Que dios te bendiga y encuntres tambien manera de ver mas claro lo que tienes delante.

    ResponderEliminar
  6. Ya sabía yo que este comentario anónimo no me lo habían dejado solo a mí. Pero espero que dios me bendiga igualmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me voy a molestar ni en responder, obviamente, sería una estupidez xD Pero me hace gracia que haga el copypaste como si no nos fueramos a enterar.

      Desde aquí le digo, señor anónimo: Sus argumentos son absurdos, pero no se preocupe, Dios me bendecirá.

      ¡Gracias por pasarte y comentar! <3

      Green.

      Eliminar
  7. ¡Hola! (He aquí la comentarista espontanea de nuevo)
    Uf, no podría estar más de acuerdo contigo. Bueno, quizás si hubiera leído el libro entero, sí estaría más de acuerdo, pero esa no es la cuestión.
    El análisis de los cambios me ha parecido muy interesante, no sabía yo tantas cosas me ha parecido muy entretenido. En un principio vi bien lo de reescribir la novela para celebrar el aniversario y ver que además la autora intentaba demostrar que su novela novela no era machista y tal haciendo un cambio de género me pareció muy interesante. Ahora bien, el resultado ha sido un truño.
    Como os digo, intenté leer la novela, pero creo que no pasé del segundo capítulo, porque no podía dejar de imaginarme a Beau como Bella. No sé, al ser todo exactamente igual (con algunos cambios que no percibí porque, a ver, solo llegué al segundo capítulo) pues mi mente colapsaba y me daba la impresión de estar leyendo la misma novela. A eso hay que sumarle que por norma general no me quedan los nombres de los protagonistas, por lo que yo autocompletaba con los nombres originales xD. Oh, y además justamente recién había hecho una relectura de la saga y por eso, pues no sé, se me hacía imposible girar los géneros. Cosas mías.
    He de decir que también he leído la parte filtrada de Sol de Medianoche sin duda me pareció un ejercicio mucho más interesante que esto, y más teniendo en cuenta que la parte filtrada tenía una calidad muy baja.
    En fin, nada más que añadir.

    Un saludo,
    Laura.

    PD: Después de todo, sí quedaba una cosa por añadir. El comentario anónimo es la primera vez que lo veo y me ha parecido una idea de olla total (lo que me he reído...). Por favor, decidme que es una broma y que nadie cree eso en serio.

    ResponderEliminar