Recordatorio

No somos profesionales, simplemente nos gusta leer y tenemos tiempo libre, así que a veces cometemos errores.

martes, 2 de agosto de 2016

Los dobles estándares en Harry Potter: Hermione Granger


¡Bienvenidos a la mazmorra! Frederika a vuestro servicio una vez más.

Continuamos con los artículos dedicados a los dobles estándares en la saga del mago más famoso después de Gandalf y Merlín. En esta ocasión nos vamos a centrar en un personaje muy especial y, muy por encima, en cómo se trata a las mujeres en el universo mágico. 

A menudo pensamos en Hermione como el personaje más inteligente y legal de todos, básicamente porque está obsesionada con las normas. Se identifica con el ideal de estudiante, con una buena Gryffindor valerosa y digna. Sin embargo, a medida que releía los libros, me iban sorprendiendo más y más ciertas escenas que ella protagonizaba y que nunca (o casi nunca) he visto criticadas.

Por ejemplo, ¿si Hermione no fuera una de las protagonista y nos enterásemos de que ha capturado durante al menos una semana —posiblemente un mes— a una persona, manteniéndola contra su voluntad en un tarro de cristal y sometiéndola a chantaje… qué pensaríamos?

«—Cuando vimos a Malfoy debajo de aquel árbol…—dijo Ron, pensativo. 
—Estaba contándole cosas, la tenía en la mano —continuó Hermione—. Por supuesto, él lo sabía. Así es como ella ha obtenido esas entrevistas tan encantadoras con los Slytherin. A ellos les daba igual que ella estuviera haciendo algo ilegal mientras pudieran contarle cosas horribles sobre nosotros y Hagrid. 
Hermione cogió el tarro de cristal que le había pasado a Ron, y sonrió al escarabajo, que revoloteaba pegándose furiosos golpes contra el cristal. 
—Le he explicado que la dejaré salir cuando lleguemos a Londres. Al tarro le he echado un encantamiento irrompible, para que ella no pueda transformarse. Y ya sabe que tiene que estar calladita un año entero. Veremos si puede dejar el habito de escribir horribles mentiras sobre la gente.» (El cáliz de fuego, p. 630)


 Desde luego lo que hacía Rita Skeeter, ser una animaga no registrada, es ilegal. Contar mentiras no lo es. Cruzar especies, como hacía Hagrid bajo los auspicios de Dumbledore, sí. Encerrar a una persona contra su voluntad para darle una lección —en este mismo libro vemos cómo se mantiene a Moody secuestrado para que pueda ser usado en beneficio de otros— es terriblemente ilegal. Porque es un secuestro unido a chantaje. Hermione podría haber llevado a Rita ante Dumbledore o cualquier profesor pero, en su lugar, decidió tomarse la justicia por su cuenta. ¡Y sólo tiene 14 años!

Por otra parte, no deja de sorprenderme que estas dos actitudes estén en el mismo libro y casi nadie parezca notarlo:

«El tercer castigo de Harry fue igual que los dos anteriores, sólo que, tras dos horas copiando, las palabras “No debo decir mentiras” dejaron de desaparecer del dorso de su mano y permanecieron grabadas allí, rezumando gotitas de sangre. La pausa en el rasgueo de la afilada pluma hizo que la profesora Umbridge levantara la cabeza.
—¡Ah! —dijo en voz baja, y pasó junto a su mesa y fue a examinarle la mano—. Muy bien. Esto debería servirle de recordatorio, ¿no cree? Ya puede marcharse.
—¿Tengo que volver mañana? —preguntó Harry mientras cogía su mochila con la mano izquierda para no usar la derecha, que tenía dolorida.
—Sí, claro —contestó la profesora Umbridge con una amplia sonrisa—. Sí, creo que podemos grabar el mensaje un poco más con otro día de trabajo.» (La orden del fénix, p. 283)

Terrible, ¿no os parece? Una actitud que el libro hace bien en denunciar —y habría estado de fábula que Harry protestara para que Dumbledore hubiera tenido una excusa para echar a Dolores—. Pero en el mismo libro, poco después…

«Cuando Marietta levantó la cabeza, Fudge pegó un salto hacia atrás, horrorizado, y estuvo a punto de caer en el fuego de la chimenea.[…] Marietta soltó un gemido y se levantó el cuello de la túnica hasta la altura de los ojos, pero todos habían visto ya que tenía la cara completamente desfigurada por una apretada franja de pústulas moradas que le cubrían la nariz y las mejillas formando la palabra “CHIVATA”.» (La orden del fénix, p. 630)

La madre de Marietta trabajaba para el Ministerio y al acudir a las sesiones del Ejército de Dumbledore no sólo se arriesgaba a que la expulsaran a ella del colegio, sino a su propia madre del trabajo. Hermione, como venganza y para ejercer su propia justicia (o más bien la de doña Rowling, que no soporta la deslealtad) ha marcado a una chica en la cara con un maleficio que ni una bruja adulta puede deshacer de buenas a primeras. Un gesto de crueldad increíble que no tiene en cuenta las circunstancias de la persona.

Pero desde luego Hermione considera que su opinión es siempre la correcta, aunque condene a una chica a tener la cara desfigurada durante mucho tiempo, ya que ni la señora Pomfrey, días después, podía hacer desaparecer ni un solo grano de su cara (p. 656)

Otra escena que traigo a continuación se estudiará también en una comparación entre los Weasley y los Malfoy, pero aquí vamos a nos centrarnos en la actitud de Hermione:

«—Sí, Montague también ha intentado jugárnosla en el recreo —aseguró George.
—¿Qué quieres decir con eso de que lo ha intentado? —preguntó rápidamente Ron.
—No ha podido pronunciar todas las palabras —explicó Fred— porque lo hemos metido de cabeza en el armario evanescente del primer piso.
Hermione estaba horrorizada.
—¡Ahora sí que os habéis metido en un buen lío!
—No hasta que Montague reaparezca, y pueden pasar semanas. No sé adónde lo hemos enviado.» (La orden del fénix, pp. 645-646)

Hermione está horrorizada. Pero no por Montague, sino por el «lío» en el que se han metido los hermanos, que ni saben a dónde han mandado a una persona que… pretendía bajarles puntos de la Casa. Una retribución claramente equivalente. 

Hermione siempre se ha caracterizado por seguir las leyes, al menos en teoría, prácticamente rompe las importantes en todos los libros, pero juzga sólo respecto a sus amigos, ya que nunca denuncia lo que ha sucedido, ni siquiera tras la fuga de Fred y George, a pesar de que la vida de una persona podría estar en peligro.

Si nos centramos en leyes más pequeñas, de esas que en teoría Hermione defiende a capa y espada, vemos que no tiene problemas en hacer sortearlas siempre que sea en favor de sus amigos. Uno de los últimos ejemplos es cuando, en sexto, decide actuar a favor de Ron para que sea elegido guardián del equipo de quidditch:

«—Lo he estado pensando —contestó él en voz baja—, y yo diría que a McLaggen le han hecho un encantamiento confundus. Y estaba justo delante de donde tú te habías sentado.
—De acuerdo, fui yo —confesó ella, ruborizándose—. ¡Pero tendrías que haber oído cómo hablaba de Ron y Ginny! Además, tiene muy mal genio, ya viste cómo reaccionó cuando no lo elegiste. No te interesa tener a alguien así en el equipo.
—No —admitió Harry—. No, supongo que tienes razón. Pero ¿no crees que ha sido un proceder deshonesto, Hermione? Recuerda que eres prefecta.
—¡Va, cállate! —le espetó ella mientras él sonreía.» (El misterio del príncipe, pp. 224-225)

Por supuesto, Harry también rompe las reglas, no estoy diciendo que Hermione de pronto sea una delincuente. Además, el hecho de que Hermione tenga capas así la vuelve un personaje más egoísta y, por tanto, profundo. Sin embargo, el libro no incide en ello. No le da importancia, lo trata como algo natural. Y no tendría problema con ello si no nos recordara más de una vez que Draco entró al equipo de Slytherin por influencias… Es decir, haciendo trampa.

Por otra parte, tengo muchas dudas sobre la igualdad de género en el mundo mágico: Rowling afirmó en una ocasión que, al ser las mujeres igual de hábiles en magia que los hombres, no existen esas penosas diferencias que caracterizan nuestra sociedad machista. Pero es difícil creerse esta defensa que no se ve reflejada en los libros. A las chicas siempre se las ve como muy tontas u obsesionadas por los mismos problemas femeninos machistas de otras sociedades no-mágicas. Sólo hay que ver las ideas que tiene Ron, que es el personaje que refleja las ideas de la comunidad mágica por excelencia: «—¿Así que consigue que Crabbe y Goyle se transformen en chicas? —dijo Ron y soltó una carcajada—. ¡Jo! No me extraña que últimamente estén un poco amargados… Me sorprende que no lo manden a…» (El misterio del príncipe, p. 424). Los mismos clichés de puta que sufrimos en la sociedad corriente se explotan también por parte de Ron (y alguna vez lo insinúan los gemelos, aunque más por encima) contra Ginny por tener varios novios. A mí no me parece igualitario, sino la misma batalla que se tienen hoy en día. 

Así pues, podemos afirmar que la sociedad de género de Harry Potter no es igualitaria al menos de cara al comportamiento social. Aun así, siempre me ha sorprendido esta escena que ocurre en El misterio del príncipe. No tengo muy claro si ocurre así porque Hermione es mujer y, por tanto, nos reímos y sentimos algo de pena por su reacción o que simplemente, al ser protagonista, se le perdona. Pero me pregunto qué reacción habríamos tenido si Hermione fuera un hombre o si un hombre le hubiera hecho esto a ella:

«—No dejes a Lavender sola ahí fuera —dijo con calma—. Estará preocupada por ti.
Y caminó despacio y muy erguida hasta la puerta. Harry miró a Ron, que parecía aliviado de que no hubiese ocurrido nada peor.
—¡Oppugno! —exclamó entonces Hermione desde el umbral, y con la cara desencajada apuntó a Ron con la varita.
La bandada de pájaros salió disparada como una ráfaga de balas hacia Ron, que soltó un grito y se tapó la cara con las manos, pero aun así los pájaros lo atacaron, arañando y picando cada trocito de piel que encontraban.
—¡Hermione, por favor! —suplicó el muchacho, pero, con una última mirada rabiosa y vengativa, ella abrió la puerta de un tirón y salió al pasillo.
A Harry le pareció oír un sollozo antes de que la puerta se cerrara.» (El misterio del príncipe, p. 286)

Hermione hace esto después de una pelea con Ron —ella creía que Harry le había echado la poción Felix Felicis en una copa para que Gryffindor ganara el partido de quidditch contra Slytherin y resulta que no había sido el caso— y, en especial, tras ver a este besándose apasionadamente con Lavender Brown. Es decir, una reacción de celos posesivos para con un chico con quien nunca ha demostrado interés más allá de la amistad. Nunca le ha hecho saber su posible atracción y, suponiendo que la misma Hermione no sea consciente de ello, poco importa: Ron es una persona libre, por hipócrita que sea, y tiene derecho a besarse con quien quiera. Igual que Hermione lo tenía de besarse con Viktor Krum si así lo quería. Por lo tanto, Hermione no solo se reduce a lucir la misma irritante e intolerante actitud de Ron, que controla con quién se lían sus amigas, sino que va un grado más allá: sus celos hacen que castigue físicamente a otra persona cuando esta no tiene la culpa de nada.

«—Tiene total libertad para besarse con quien quiera —afirmó Hermione mientras la bibliotecaria, la señora Pince, se paseaba entre las estanterías—. Me importa un bledo, la verdad.
Dicho esto, levantó la pluma y puso el punto sobre una «i», pero con tanta rabia que perforó la hoja de pergamino.» (El misterio del príncipe, pp. 288-289) 

Lo más interesante de todo esto es que este comportamiento agresivo y controlador no se resalte. Pero, insisto, imaginemos que Ron hubiera atacado a Ginny o a Hermione con pájaros de haberlas visto besándose con sus chicos.

Siguiendo este tipo de comportamiento violento, en el séptimo libro, cuando Ron regresa al grupo después de haberlos abandonado repentinamente —antes destruye un Horrocrux y salva a Harry—, despiertan a Hermione. Su actitud, furiosa, es esta:

«Ella se abalanzó sobre él y empezó a propinarle puñetazos por todo el cuerpo.
—¡Ay! ¡Huy! Pero ¿qué…¿ ¡Hermione! ¡Ay!
—¡Eres… tonto… de remate… Ronald… Weasley! —Subrayaba cada palabra con un golpe. Ron retrocedió, protegiéndose la cabeza, pero ella lo persiguió—. Vienes… aquí… después… de semanas… y semanas…. ¿Dónde está mi varita?
Parecía dispuesta a arrancársela a Harry de las manos, y el muchacho reaccionó de manera instintiva.
—¡Protego!
El escudo invisible se alzó entre Ron y Hermione, y la potencia del hechizo hizo caer a la chica hacia atrás. Escupiendo para quitarse el pelo de la boca, ella se levantó de un salto.
—¡Hermione! —gritó Harry—. Tranquilízate…
—¡No pienso tranquilizarme! —gritó ella. Harry nunca la había visto perder las casillas de ese modo; parecía enloquecida—. ¡Devuélveme la varita! ¡Devuélvemela!» (Las reliquias de la muerte, pp. 324-325)

Harry no le devuelve la varita y Ron se defiende mientras Hermione suelta algún que otro insulto doloroso contra su inteligencia. Dejando de lado quién tiene razón y quién no, o quién ha sido sometido a la mayor presión y por lo tanto su explosión está justificada… Me gustaría pedir de nuevo un ejercicio de imaginación y darle la vuelta a la escena. ¿Qué habríamos pensado si Ron hubiera empezado a golpear a Hermione en la cabeza o donde sea? ¿Si, además, la persiguiera pidiendo su varita para hechizarla de pura rabia? Aquí se incita a pensar «awww mírala, se sentía sola y le quiere y se siente traicionada. ¡Hermione no pierde así el control de sí misma —cofff, sólo le gusta lanzar pájaros contra las cabezas de la gente— y eso demuestra lo mucho que lo quiere!»

Pues no. Es una forma de control condenable, independientemente de la tensión que haya sufrido. Pero claro, los puñetazos de una mujer no hacen demasiado daño. Por qué íbamos a tomarlos en serio, ¿verdad doña Rowling?




No pongo en duda que Hermione sea un buen personaje y entiendo que a la gente le guste. A mí también, a pesar de todos estos puntos. Supongo que la nostalgia es un factor demasiado fuerte. Pero ya no soy capaz de considerarla buena persona. Me gustaría pensar que los dobles estándares no son fuertes en ella, pero lo son. Ron a menudo es criticado por su racismo o su actitud despectiva con otras criaturas mágicas, pero se asume como que es parte de su crianza. Además, en el último libro se da a entender que ha cambiado. Hermione, por el contrario, es una abanderada de los derechos y la libertad y, durante un tiempo, intentó ser neutral. Pero entonces atacó la adolescencia y su inteligencia sumada a su creencia de que hace lo correcto han hecho que se vuelva, al menos a mis ojos, en un personaje mucho menos atractivo… Precisamente porque el libro nunca señala o castiga estos errores.

Por último y solo como detallito final, me llama la atención una tontería en la que caí hace poco. A Hermione siempre se la defiende por no cuidar su imagen. Sólo lo hace en ocasiones especiales, como en un baile o en una boda. Si le importan más sus estudios que su imagen, ¡maravilloso! Sin embargo, el libro insiste una y otra vez en lo desagradable que resulta que Snape no cuide su propia imagen. Pelo grasiento. Horror. Entiendo que esta es una visión que enfatiza Harry, pero incluso en los prólogos donde el narrador es omnisciente se trata de manera muy similar. En realidad es el mismo caso con Hagrid u otros personajes que simplemente no casan con lo «normal». Doña Rowling tiene un especial fetiche con el cabello de la gente que aparece en todos sus libros, pero en este lo utiliza además para marcar unas diferencias muy incómodas. ¿Por qué Hermione puede y Snape no? ¿Es porque se trata de la protagonista y él de un antagonista o es más profundo que eso?

La verdad es que Hermione es un personaje que daría para tesis con todas sus contradicciones internas (cómo trata a Luna, por ejemplo) que la vuelven interesante. Pero aquí nos centramos solo en los dobles estándares. Seguramente se me hayan escapado varios o algunos piensen que no es para tanto, pero creo que siempre hay que reflexionar sobre lo que los autores nos hacen ver sobre el papel. 

¡Gracias por leer!


Links a las imágenes: 

http://numyumy.deviantart.com/art/Hermione-Granger-609644098

http://kuvshinov-ilya.deviantart.com/art/First-Year-Hermione-506319432

http://simbelmina.deviantart.com/art/Hermione-Reading-before-Bed-351491308 

12 comentarios:

  1. A Hermione lo que le pasa también es que al ser un poco el alter ego de Rowling, que se identifica mucho con ella, está en un altar y es rarísimo que se la cuestione. Incluso cuando hace algo que se juzga que está mal su acción se encuadra cuidadosamente dentro de un contexto que la excuse (según la visión de Rowling): Rita es que se lo merece porque mira cómo la ha tratado, es que esta muy herida por lo que ha hecho Ron, etcétera. Si a eso le unes que en general se minimizan las malas acciones de los gryffindor a ella es que directamente ni se le considera que haya hecho mal algunas veces.

    Y sí, aunque Rowling quiera ir de defensora de la igualdad se le nota que cae en tópicos machistas sin ser consciente. Eso se nota en lo que has mencionado y otros detalles, como por ejemplo que cuando cuando aparece un matrimonio es él quien trabaja fuera y ella quien se queda en la casa, tal como se ve con los Weasley, los Malfoy y Bill y Fleur. Vale que no salen muchos ejemplos de familias de magos, pero las pocas, casualmente, que salen siguen el riguroso esquema tradicional. ¿No podían trabajar ambos o que hubiera algún amo de casa? Si querías demostrar que hay igualdad esto tiene que verse reflejado en tu mundo, no porque lo digas se va a cumplir, Rowling.

    Como curiosidad, diré que yo la primera vez que leí el sexto creí que estaba hecho a posta porque hasta el momento había habido un Ron-Hermione capa vez menos sutil, así que eso era para romper la pareja. Sí, yo era de las que tenía la esperanza de que no se diera el Ron-Hermione (y ojo que no lo digo a favor de Harry-Hermione, yo los veía como amigos a través de los años, pero cada uno haciendo su vida. No me pegaba que formaran parejas entre ninguno de ellos), ya que me parecía tóxica (no dudo que se gusten y tengan química, pero esta no es buena si al final les explota en la cara y sólo sirve para que peleen). Además de forzada porque no pegan ni con cola, al menos en lo que yo entiendo que debe ser una buena pareja :-P. Pensaba que era para que lo superaran y quedaran sólo como amigos definitivamente.
    Me callo, que no dejo de rajar. Buen trabajo y espero el artículo sobre los gemelos o los merodeadores, muajajaja.

    PS: Ya he actualizado mi reseña para enlazarte, que dije que lo haría ;-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yyyy mi comentario se ha borrado como le pasó al tuyo. Temo que algo ande mal con el blog D:
      Pero básicamente comentar que tienes razón en todo y que recuerdo que cuando leí que Hermione era el alter ego de Rowling comprendí muchas cosas y puse los ojos un poco en blanco.

      ¡Y no me había dado cuenta de que no hay ningún amo de casa! Vaya, Rowling, que no es tan difícil...

      La verdad es que yo no veía ni que fueran a romper ni nada porque me interesaba tan poco la pareja que estaba sacudiendo el libro para que fuera a lo interesante. El problema es que no veo que Hermione tenga química con ninguno de los dos. A los único que veo con química es a Ron y Harry y más como el trope de tv tropes de "Heterosexual Life Partners" xDDDD (http://tvtropes.org/pmwiki/pmwiki.php/Main/HeterosexualLifePartners) y ni siquiera con esos tintes de posible pareja. Vamos, en realidad no veía ninguna pareja, mucho menos el Ginny-Harry (y no hablemos del Lily-James). Que Rowling, para mí, no sabe hacer romance. Y el único que me parecía interesante, el de Viktor y Hermione, lo tiró por el retrete así que... 8<

      P.D.: jo, muchas gracias ;w; Una bruja como yo no se merece tanta amabilidad. Medea te bendiga con pociones para librarte de los hombres idiotas que te rodean.

      Eliminar
    2. ¿A que sí? Por fin alguien más que no quería que se formaran parejas dentro del trío protagonista. Yo sí veía química a Hermione con Ron, pero mala. De esa entre la chica y chico que no tienen nada en común y sólo pelean y se hacen daño pero en el fondo se gustan, que se suele dar en las comedias románticas cutres. Así que los misma da que da lo mismo: no me pegaba que se juntaran.

      Pero es que es eso, la pobre Rowling no sabe hacer parejas. Le sale a cual más forzada y horrible:

      - Ron y Hermione lo dicho.

      - Lily y James porque estaba pre-hecha como exigencia del guión para que naciera Harry, pero es incomprensible cómo terminaron juntándose. Yo creo que por eso Rowling pasa de tocar el tema del pasado en otros libros pese a las peticiones: no sabría desarrollar ni justificar nada.

      - Harry y Ginny es completamente salida de la nada. Como que cuando se filtró el libro yo creí que era un fanfic de estos dedicados a shipperar a una pareja en los que surge atracción de la nada. Harry no le da ni los buenos días a Ginny en 4 años y, de pronto, está súper enamorado de ella. Nope.

      - Tonks y Remus. Horror. Si Rowling quería decir que Tonks amenazó/chantajeó a Lupin para casarse y luego lo violó para quedarse embarazada, genial. Pero si no es espantosa porque la declaración del sexto no tiene pies ni cabeza, y Lupin a cada rato que aparece en el séptimo parece que le tenga asco a Tonks y se la quiera quitar de encima.

      Las únicas parejas que funcionan son: los Malfoy, Bill y Fleur y los Weasley. Y porque Rowling no las trata y por eso no se las carga XD.

      Ahora que lo dices Hermione con Krum tenía su encanto.

      PS: De nada. Gracias a ti por tomarte la molestia de hacer estas entradas. Y, por cierto, si patentaras una poción así te volverías muchimillonaria.

      Eliminar
    3. Se nota que tienes odio a las parejas de Rowling por mucho que lo niegues. De seguro eras de estas que quería que Harry quedara con Hermione o Draco y te jodieron las canon. Hermione y Ron se ve que van a quedar juntos desde el principio y no se como se podría pensar otra cosa. Se pelean pero es siempre porque se quieren y maduran al final porque al principio eran crios. Y Harry y Ginny se ve desde la cámara secreta y no es repentino, se desarrolla el verano del 6 libro que Harry se enamora y luego en el 6 al separarse se da cuenta y dice claro que sus mejores momentos son con ella. Lo que pasa es que tampoco iba a poner Rowling un libro rosa de pronto.

      Eliminar
    4. Si has leído los comentarios, don Anónimo, entonces sabrás que opino que doña Rowling no sabe hacer parejas y que por tanto no esperaba que Harry estuviera canónicamente con nadie. La única posible pareja que me convencía era Hermione con Krum, como ya he señalado. Evidentemente te gusta cómo escribe doña Rowling y los resultados finales, y eso está muy bien por ti, pero temáticamente son parejas mal desarrolladas. Igual que si de la nada me hubiera salido con un Draco-Harry, que en fanfics se puede desarrollar de forma interesante pero en las novelas, sin base ni nada, habría quedado todavía más absurdo que el Harry/Ginny o Ron/Hermione.

      Un saludo~

      Atte. Rika.

      Eliminar
  2. Por fín alguien odia el romione <3A mi me gustaba Ron al principio y a cada libro me daba mas puto asco. Hermione es un encanto en comparación por lol menos es profunda personaje y se disculpa. Ron es gilipollas. Trauma por ser el menor de muchos y segundon de harry pero entonces para que se hace amigo de Harry y Hermione? Va a estar siempre en 2 lugar.


    Lo que de verdad me jodia es que nunca pedia perdón. Trataba como una mierda a Hermy y se le tiene que perdonar porque casi muere o pasa algo como lo de Bucbeack. Abandona a Harry y se le perdona porque es que no esta costumbrado a la vida dura. Hermione por lo menos se disculpa, ron la jode a cada rato y luego vuelve y ya no ha pasado nada. Tan cobarde era que se lia con Lavender por despecho y no tiene ni cojones de dejarla. Aun lo que has dicho de Hermione Ron no se la merece solo porque lo mal que la a tratado. De acuerdo con lo que han dicho su atración es enfadarse. Pobres Rose y Hugo que sus padres se estaran tirando los platos a la cabeza o Ron se cogera un cabreo y se ira y Hermione llorando minimo 1 vez semana. Luego ella se cabreará y mas pelea y venganza. En verdad si Hermione pierde los nervios es por culpa de Ron todo el tiempo saca lo peor de ella. A cada raro que le tocan su complejo reacciona jodiendo a Hermione y luego quiere que magicamente le perdonen! Mas razón no estar con Hermy, será secundón eterno de ella mas lista y triunfadora y un lastre para ella. Por las 2 partes no funcioanan.


    El unico argumento que defienden esta pereja es que ella la defendió cuando Draco la insulta en 2 o que estaba triste cuando la petrifican y que pelean. WTF1 No la hubiera defendido y seria un amigo de mierda que se queda al margen y lo mismo al petrificarla! Eso no es un detalle de amor es lo menos si eres amigo y no un cabronazo. Y que pelean WTF! Ahora no hablar sin pelear es bueno de parejas?


    Hermy era para Harry. Hay mucho subtex de eso en los libros https://es-la.facebook.com/notes/harryhermione/razones-por-que-harry-y-hermione-son-el-uno-para-el-otro/695523930474179/ Giny es otro WTF de complejo de edipo que parece que Harry este buscando a su madre en otra pelirroja y porque Harry entrara a los Weasley. Es una relacion para satisfacer los complejos de Harry con una groupi que le lame el culo por su fama, es una obsesiva que esta años detrás de él y ni lo conoce.


    O Harry con Luna y Hermy con Draco que hasta ese le pegaba mas que Ron. Son los dos inteligentes y opuestos, que dicen que Ron es opuesto de Hermy y no es simple que no pegan. No son ni amigos. Porque esta Harry en medio si no ni se hablaban.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido, don Anónim@ a nuestra mazmorra y muchas gracias por comentar!

      La verdad es que opino que la relación era tóxica por ambos lados, no solo por culpa de Ron. Estoy de acuerdo en que la pareja no funcionaba y en que todo parecía indicar más un Harry-Hermione (aunque, como he dicho en los comentarios, tampoco los veo juntos). Hermione también insultaba y era despectiva con Ron, era algo que hacían los dos, de ahí que yo no viera ninguna clase de atracción por parte de ambos bandos. Hermione no respetaba a Ron y Ron tenía tal sentimiento de inferioridad que aprovechaba cualquier excusa para quedar por encima.
      El Harry-Ginny tampoco tenía sentido. Podría haberse desarrollado si Rowling se hubiera molestado en construir una relación, pero para qué.
      Respecto a esas últimas parejas, creo que son interesantes a nivel de los fans pero que no había ninguna clase de posibilidad en los libros y... la verdad, tal y como es Draco en los libros, Hermione está mucho mejor con Ron que con él. Es un personaje interesante y divertido, pero nunca habría respetado a alguien con su origen y habría sido una relación todavía más tóxica. Al menos con el material de los libros.

      Siento no poder coincidir en tus parejas, de verdad, pero me alegra que te hayas pasado a leer el artículo y que te hayas tomado el tiempo para dejar un comentario~~

      ¡Un saludo!

      Atte. Rika~

      Eliminar
  3. Sigue gustándome el personaje. ¿Por qué pedirles tanto? Son humanos, son personas, son complejos. Yo misma he reaccionado mal ante actos horribles cometidos por musulmanes, encajonando a toda una cultura. Es más: después de leer esto, me gusta mucho más Hermione. Porque no es perfecta, tienen sus tonos grises, y eso la convierte en un buen personaje. Si quisiera un personaje perfectísimo a la fuerza, para eso me voy a leer Crepúsculo a matar mis neuronas. Draco es un clasista de mierda, pero aún así me gusta, porque entiendo que no es perfecto y no puede serlo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento si has interpretado que no debería gustarte el personaje. No he dicho eso ni tampoco que lo haga menos humano. Simplemente he hecho este artículo porque se idealiza demasiado a Hermione y doña Rowling es la primera en pasar por alto sus trapos sucios. A mí me gusta Snape (y también Draco), incluso con sus partes malas, ¡nunca diría a nadie que dejara de gustarle Hermione!

      Un saludo,

      Atte. Rika~

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Hace poco que encontré el blog, la verdad, y me sorprendió mucho ver en cuantas cosas con cuerdo y la manera tan clara en las que expresas cosas que a mi se me dificultan un poco (vamos ya, que algunas cosas que hecho para lograr tal tontera no son mi camino al cielo). Si bien soy fan de algunas parejas que has mencionado que no pegan (porque soy un shipper natural). Lo que quiero decir, y vuelvo al punto porque divago mucho, es que estoy de acuerdo con lo que dices de las parejas
    Y, madre de dios, me fui a otro lado, disculpa, se me sale el shipper rarinazi que vive dentro de mi(?
    Hermione, esta mujer que me lleva a odiarla como a quererla porque soy medio retorcido. Sabias tu, que cuando niña, me negué a leer el 4to libro y demas, excepto spoilers porque así entendía que carajos? Los ODIABA, si, así como esta: era infantil por querer spoiler y no ver de frente como se comportaban, pero era por lo mismo de como se portaban. No voy a llegar y decir que adoraba, por ej, a Snape, desde el primer libro, pero si que no lo odiaba como mucha gente que e conocido, Que me jodia? Claro que si! Su comportamiento lo sufrí yo en algun momento por profesores que parecían no recordar que no eran niños de 6 en el papel tanto de victima como del privilegiado, y me cagaba, pero (siempre yo, mas amante de los detalles, del mundo nuevo, que de la historia "real") me agradaba un poco la idea que tenia de lo que debía hacerse en su salón de clases (mi extremismo no se ve, a que no?), de una materia que, bueno, puedo parafrasear casi al exacto y a la vez no: La poción de Neville, que caía al suelo y deshacía los zapatos de los estudiantes. Cuando pequeña recuerdo que decidí que si me convertía en bruja, me tendrían que arrancar del cuarto para ir a pociones si no se trataba de algo teórico. Mi madre se enojo al preguntar que qué pasaba si desmadraba mi poción y se me deshacían los pies
    ¡Pero que me desvió de nuevo! AGH
    Granger, eso, pegame con una chancla si se me va el avión de nuevo, por favor, creo que leer tus artículos sin parar a dejar un comentario (ah, que flojo soy, que no entre ni a mi cuenta) me afecta. Equis, en fin, lo que sigue. Recuerdo que me sentía identificada con ella y aun lo hago a veces, pero no en todas: para empezar, era una mandona, irreflexiva de algunas en sus actitudes, no aguantaba a cosechar algunas cosas que sembraba por si misma, su comportamiento era infantil en algunas situaciones que exigían la supuesta madures que tenia, su "pienso que es lo correcto y se hace lo que YO diga", su comportamiento prepotente típico de chicos solo poco mas inteligentes que la media y se creían la ultima coca del desierto. Y me perturbaban comportamientos como los que tu señalabas aquí, el que mas en este articulo del secuestro, recuerdo que lo note porque se lo señale a un amigo fuera del fandom y me dijo casi literalmente: "Que esa tipa hizo qué?! Mierd*, ya estaria en la cárcel si supieran, si esta pendej* es la que ama las reglas, no me extraña que tantos tipos mandaran al viejo ese por un tubo"
    Porque si, para ese entonces ya había leido hasta la mitad del 5to y sabia mas spoilers que nadie
    Y mi chanclazo? Vez porque me gusta tanto su blog? Porque no se les va la olla como a mi
    Que me gusta el personaje? si, Me gusta como la desarrollaron en algunos lados? No, Apruebo sus comportamientos? Varios no, otros si. Ya me perdí de lo que les quería explicar? absolutamente, mis disculpas
    Ya, con esto medio acabo, que si no les dejare algo aun mas incoherente
    Saludos, disculpas, soy nuevo seguidor. Nath

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida a la mazmorra, Nath!

      Nos encanta la gente loca, sobre todo a Lyra (?), así que no tengas miedo de irte por las ramas que no te vamos a comer. Con todo, si me dejas pegarte con una zapatilla, no te voy a decir que no (????).
      Tu madre parece genial con el tema de las pociones, muy responsable. ¡Así me gusta! Y me alegra que coincidamos en varios puntos, porque mi gran problema con Hermione no es tanto que se comporte así o asá, sino que se le perdone o pase por alto por ser mujer. Cosas así me estremecen. Hermione me gusta como personaje, como a ti, pero más que sus comportamientos, que muchos no apruebo, me saca de quicio cómo Rowling le da la razón en todo. Y eso no debería ser así.

      En cuanto a las parejas, todo el mundo es libre de shippear (¡y shippear no es nada malo!), así que está bien que no coincidamos en cosas vaya.

      Muchas gracias por pasarte a comentar, Nath, por leernos y en general compartir tu opinión. ¡Esperamos que te gusten los próximos artículos y aceptamos sugerencias!

      ¡Un abrazo!

      Atte. Rika~

      Eliminar